Sábado, 1 de Diciembre de 2007

Barack Obama es el hombre de moda en Hollywood

El demócrata Barack Obama es el hombre de moda en Hollywood tras recibir el apoyo y el dinero de los actores Halle Berry, Tom Hanks y George Clooney.

EFE ·01/12/2007 - 10:16h

EFE - Imagen de archivo del senador demócrata estadounidense Barack Obama.

El demócrata Barack Obama es el hombre de moda en Hollywood, tras recibir el apoyo y el dinero de los actores Halle Berry, Tom Hanks y George Clooney, aunque en términos de donaciones totales la industria del cine también favorece a su compañera de partido Hillary Clinton.

Obama, un político de Illinois que entró en la política nacional tan sólo en 2004, parece ser el actor revelación del que todo el mundo habla en las mansiones de Malibú y Beverly Hills.

Alto, guapo y con una voz profunda de las que hacen girar cabezas, Obama ha recibido los cheques de algunos de los nombres dorados del celuloide, en su campaña para ser el candidato demócrata en las elecciones presidenciales de noviembre de 2008.

Además de Clooney, Hanks y Berry, sus arcas contienen donaciones de los actores Susan Sarandon, Samuel L. Jackson, Cuba Gooding Jr., Morgan Freeman y Edward Norton, la mayoría de los cuales han aportado 2.300 dólares, el límite permitido por la ley, según se refleja en la base de datos de la Comisión Federal de Elecciones.

Otros, como el director Steven Spielberg y el actor Ben Stiller han sido ecuánimes y han donado a las campañas de Obama, Clinton y el ex senador John Edwards, el tercero en liza para la candidatura demócrata.

Algún alma descarriada como el intérprete de comedia Adam Sandler ha osado mandar un cheque al republicano Rudolf Giuliani, pese al estigma que eso conlleva en un mundillo de ricos donde ser un poco de izquierda está de moda.

En total, Obama ha recibido 2,2 millones de dólares de la industria de la televisión, el cine y la música, de acuerdo con el Centro para la Política Responsable, una organización independiente.

Hillary Clinton permanece segunda en el ránking de recaudación, con 2,1 millones de dólares, pese a contar con la red de apoyo establecida por su marido en la ciudad del cine.

"Del mismo modo que la gente va a ver películas porque tienen éxito en los cines, la industria del entretenimiento tiende a donar al candidato del que se habla más y que crea el mayor entusiasmo", opinó Massie Ritsch, un experto del Centro para la Política Responsable.

Ese hombre parece ser Obama, cuya campaña mantiene una línea ideológica a la izquierda de la ex primera dama, especialmente en política exterior.

A nivel nacional la tortilla está del otro lado, pues Hillary, que lidera las encuestas, ha recaudado 91 millones de dólares, once más que Obama.

Más que lo que ellos mismos puedan aportar, los famosos son un imán que atrae más dinero.

En septiembre, por ejemplo, el ex jugador de baloncesto Earvin "Magic" Johnson acogió a 500 personas en una fiesta de recaudación de fondos para Clinton en su casa de Beverly Hills, a la que también asistió el productor de música Quincy Jones.

Una semana antes había hecho lo mismo Oprah Winfrey, la dueña del imperio mediático que lleva su nombre, quien recibió en su hogar a 1.500 personas que pagaron 2.300 dólares por cabeza por codearse con los actores Will Smith, Jamie Foxx, Chris Rock y Sidney Poitiers, para beneficio de Obama.

Winfrey es una de las estrellas que ha tomado un papel más activo, al comprometerse a hacer campaña en diciembre por Obama en los estados donde se celebrarán las primeras elecciones primarias.

En el otro bando, la cantante Barbra Streisand, que ha sido una incondicional de Bill Clinton, expresó esta semana su apoyo público a la senadora de Nueva York, aunque también ha donado dinero a Obama y a Edwards.

"Durante décadas la gente de Hollywood ha estado metida en política, por su efecto sobre sus negocios y porque les gusta relacionarse con los políticos. A Washington se le ha llamado el Hollywood para las personas menos atractivas", dijo Ritsch.

Lo que está claro es que los republicanos lo tienen difícil entre los asiduos a la alfombra roja, pese a que de sus filas han salido políticos de ese partido como Ronald Reagan y Arnold Schwarzenegger.

El 77 por ciento de las donaciones de la industria de la televisión, el cine y la música ha acabado en el bolsillo de los demócratas, en lo que va de campaña.

En ella Hollywood tiene de nuevo a uno de los suyos: el actor y ex senador Fred Thompson, quien aspira a lograr la candidatura republicana a la presidencia, pero que sólo ha recaudado 77.800 dólares de la industria del entretenimiento.

Noticias Relacionadas