Archivo de Público
Viernes, 30 de Noviembre de 2007

Diez razones para manifestarse

La opinión del líder de CiU sobre la convocatoria de Barcelona

ARTUR MAS ·30/11/2007 - 21:54h

Se me ocurren muchas y muy variadas razones para invitar a los lectores de Público y al conjunto de la ciudadanía de Catalunya a participar en la manifestación para reclamar el derecho de la sociedad catalana a decidir sobre sus infraestructuras. Voy a resumirlas en las diez más fundamentales:

1.- Porque tenemos el derecho a decidir sobre nuestras infraestructuras. Llevamos 30 años de consolidación democrática. ¿A quién le da miedo la expresión libre del pueblo? No es mi caso. Por eso, y ante la evidencia que PP y PSOE apostaron, apuestan y apostarán por la España radial, Catalunya está en su libre derecho de plantear otro modelo .

2.- Porque el gobierno español no ha sabido gestionar las obras del AVE. Su ministra y sus principales colaboradores han sido incapaces de hacerlo ni medianamente bien. En los despachos del Ministerio, a 600 kilómetros de distancia, han primado los intereses electorales de Zapatero a la eficacia, coordinación y buen trabajo de las obras.

3.- Porque no es una manifestación politizada. Los partidos no convocan la manifestación. Quienes la impulsan son centenares de entidades y plataformas de la sociedad civil catalana. Los partidos debemos ser permeables a sus demandas y, eso sí, después estar a la altura.

4.- Porque queremos que Catalunya sea un país de referencia. Y en un país de referencia, su principal aeropuerto no vive horas de caos. Porque en un país de vanguardia las autopistas no se colapsan cada fin de semana. Porque en un país que presume de ser admirado, no tolera que parte de su capital se quede sin luz durante casi una semana. Y porque en un país de referencia los trenes de cercanías y regionales de uso diario para miles de personas no dejan de funcionar durante un mes seguido.

5.- Porque no queremos un país de ciudadanos resignados. La desafección política avanza a pasos agigantados y, a pesar de ello, todavía es posible demostrar al conjunto de la ciudadanía que somos muchos quienes reclamamos otras formas de hacer política.

6.- Porque Catalunya sobrevive sin liderazgo. El presidente de la Generalitat no planta cara ante tales desaguisados. José Montilla sigue escondido en sus silencios y su partido, el PSC, es incapaz de priorizar Catalunya por delante de los intereses electorales del PSOE.

7.- Porque queremos gestionar nuestros aeropuertos. Las instituciones catalanas deben tener la mayoría en el futuro consorcio de gestión de El Prat. No basta con ser determinante. El monopolio de AENA supone un modelo retrógrado. O dicho de otro modo: de ninguna manera El Prat puede convertirse en la T5 de Madrid.

8.- Porque no es una manifestación ni de derechas ni de izquierdas. ¡Sólo pedimos que los trenes funcionen! ¿Tan difícil es?

9.- Porque está en juego la dignidad de Catalunya. Y no es una cuestión baladí. El gobierno español no cumple sus promesas, su presidente asume la culpa pero nadie dimite e incluso se permite bromear con el servicio de Cercanías. Cuando pierdes la dignidad nadie te respeta.

10.- Y porque somos una nación. Aunque en muchas instancias del Estado español no quieran aceptarlo. Y una nación debe saber reaccionar cuando su futuro, el futuro de sus gentes, está en juego.