Archivo de Público
Viernes, 30 de Noviembre de 2007

Pateras con hachís a bordo

Hallan una barca con inmigrantes y droga, e incautan tres toneladas en Huelva

RAMIRO VAREA ·30/11/2007 - 21:38h

Fardos de hachís incautados por la Policía, ayer en Huelva. / EFE

La llegada de pateras cargadas de inmigrantes es una estampa habitual en la zona del Estrecho. Lo que ya no es tan común es que, dentro de estas embarcaciones ilegales abarrotadas de indocumentados, los agentes encuentren hachís a bordo. Fue lo que sucedió ayer en Cádiz.

El Servicio Integral de Vigilancia Exterior (SIVE) de la Guardia Civil localizó, a casi dos millas de Punta Candor, en Rota, una barcaza. En ella viajaban 35 personas de origen magrebí, entre ellas cinco mujeres. Y, entre sus pertenencias, los agentes dieron con una mochila con 20 kilos de hachís. Poco antes, en Chiclana de la Frontera, las autoridades rescataron otra patera con 28 inmigrantes, también magrebíes y con un menor a bordo.

Costo para pagar el viaje

"Trasladan pocas cantidades de droga, como mucho 40 kilos, y es muy posible que lo hagan para poder costearse el viaje", explican fuentes del instituto armado. Los patrulleros del Estrecho reconocen que ya han detectado varios casos de pateras en las que, junto a personas, se transporta hachís.

Este hecho demostraría, además, la más que posible vinculación que existe entre las mafias dedicadas a la inmigración y al narcotráfico, algo que el Gobierno ya ha denunciado desde hace tiempo. "Las mafias se atreven con todo. Les da lo mismo traficar con droga que con personas. Incluso salen al mar con mal tiempo y soplando viento de Levante, que es muy peligroso porque la barca puede volcar", cuenta un agente que trabaja en la zona.

La Policía Nacional también ha advertido del incremento del tráfico de hachís a pequeña escala en el área marítima del Estrecho. La droga procede de Marruecos, Ceuta y Melilla en forma de tabletas, polen y bellotas para facilitar su distribución.

Gran operación en Huelva

Mientras, en el litoral de Huelva, Policía y agentes de Vigilancia Aduanera interceptaron ayer más de tres toneladas de hachís transportadas en dos embarcaciones pesqueras con destino a las playas de Los Caños de Isla Cristina. La operación acabó con diez detenidos, que supuestamente se dedicaban a introducir grandes partidas de esta droga en la península Ibérica.

Para trasladar el estupefaciente, los arrestados utilizaban el método del "trasvase", que consiste en trasbordar el hachís, y en ocasiones también cocaína, de motoras y barcos rápidos a pateras de ocho metros de eslora como máximo. "Las pateras pasan más desapercibidas en alta mar, son fáciles de disimular y además usan motores menos ruidosos, por lo que son más silenciosas", asegura un responsable policial próximo a esta investigación.

El trasvase de la droga suele realizarse en aguas internacionales, ya en el límite con aguas jurisdiccionales españolas. Cuando las barcas cruzan a territorio español, las autoridades tienen luz verde para poder llevar a cabo la operación. La Policía admite que, a pesar de los esfuerzos, "mucha droga entra últimamente por Huelva". Y tiene su explicación: las playas de esta provincia, arenosas, extensas, con pocas piedras y sin acantilados, son de fácil acceso para los narcotraficantes.

Por otra parte, seis personas fueron detenidas ayer en Toledo por su presunta vinculación con un alijo de 1.500 kilos de cocaína detectados en el puerto de Valencia.