Archivo de Público
Jueves, 11 de Junio de 2009

La OTAN acuerda una reducción de tropas en Kosovo

Los ministros de Defensa aliados respaldan una retirada gradual y por fases del país

EP ·11/06/2009 - 18:28h

El secretario general de la OTAN, el holandés Jaap de Hoop Scheffer (primera fila-i) y el secretario de Defensa estadounidense, Robert Gates (primera fila-c) junto a los ministros de Defensa de la OTAN durante la foto de familia en Bélgica.EFE/Olivier Hoslet

El secretario general de la OTAN, Jaap de Hoop Scheffer, ha confirmado que los ministros de Defensa aliados respaldan "el principio" de que su misión en Kosovo (KFOR) se convierta en "una presencia de disuasión", lo que implicaría reducir el contingente de KFOR, actualmente compuesto por 13.829 efectivos sobre el terreno, algo que, en todo caso, se daría de manera "gradual" y "por fases".

"Los ministros han decidido que las condiciones políticas y militares son adecuadas para un cambio hacia un ajuste gradual de las fuerzas de KFOR hacia lo que llamamos una presencia de disuasión. Ello significa, una fuerza pequeña, apoyada más en la flexibilidad e Inteligencia", explicó en rueda de prensa el secretario general saliente de la Alianza.

La reducción se daría en "tres subfases" en un plazo de "entre 12 y 24 meses": la primera implicaría reducir hasta las 10.000 tropas el contingente de KFOR, la segunda hasta las 5.700 y la tercera hasta las 2.300, según explicaron fuentes diplomáticas españolas.

Las fuerzas de KFOR llevan diez años desplagadas en Kosovo

"No niego que será más o menos dos años desde el momento en que la primera fase se active", explicó una fuente aliada, preguntada por el calendario para completar las distintas fases de reducción de KFOR, momento en que el contingente aliado en Kosovo se quedará con 2.200 efectivos sobre el terreno, de acuerdo con la citada fuente aliada. Además, la fuente aclaró que no hay ninguna fecha para impulsar la primera fase.

De Hoop Scheffer justificó la decisión de cambiar la misión por los "desarrollos positivos" sobre el terreno y por el hecho de que tanto la misión policial y judicial que la UE en Kosovo (EULEX) como la propia Policía de Kosovo "son bastante capaces de desempeñar sus funciones respectivas para garantizar la seguridad".

Además, el diplomático holandés explicó que tanto el enviado especial de la comunidad internacional y la Unión Europea en Kosovo, Peter Feith, como el jefe de EULEX, el general francés, Yves de Kermabon, "confirmaron el análisis que los ministros de la OTAN han hecho hace un momento" para dar luz verde a la reducción de tropas, en la reunión que mantuvieron ayer.

"Hace unos 10 años desde que 50.000 soldados de KFOR fueron desplegados en Kosovo para garantizar un entorno seguro en una región muy inestable", recordó De Hoop Scheffer, celebrando que "desde entonces la situación de seguridad ha mejorado de forma continuada".

Reducción gradual y por fases: KFOR no se va

El jefe político de la Alianza Atlántica recalcó que "KFOR permanecerá en Kosovo", pese a futuras reducciones del contingente, de acuerdo con la resolución 1244 del Consejo de Seguridad de la ONU que avaló en 1999 el despliegue de tropas internacionales en el territorio, preservando su "imparcialidad". "Permanecerá hasta que sea necesario, para mayorías y minorías por igual. La voluntad de mantener un entorno seguro sigue siendo firme", recalcó.

El diplomático holandés confirmó que aunque "la primera fase" de reducción "todavía no se ha ejecutado", KFOR reducirá sus efectivos a "unos 10.000, de los alrededor de 14.000" que hay actualmente desplegado sobre el terreno dentro de la primera fase.

"KFOR permanecerá en Kosovo"

"No se ha fijado una fecha (...) Puede ser el 1 de enero, creo que la fecha pueda no estar lejos. No se ha tomado ninguna decisión al respecto", explicó el secretario general de la OTAN en rueda de prensa, al ser preguntado si la primera reducción se completará en enero de 2010.

La "transición" para cambiar la misión de KFOR a "una presencia de disuasión" "será ejecutada -no hay nada ejecutado todavía- de manera gradual y por fases", explicó el secretario general de la OTAN que, precisó, que en cada fase de reducción habrá que contar antes con el asesoramiento de las condiciones políticas y militares pertinentes.

"El Consejo del Atlántico Norte (máximo órgano de decisión) decidirá en cada paso, cada fase, en base a asesoramiento militar. Estas decisiones no sólo se toman en base al asesoramiento militar. El análisis del entorno político es igualmente importante", explicó.

De Hoop Scheffer dejó claro que "no habrá ningún automatismo en el proceso" entre la decisión y la reducción efectiva de tropas. "Sólo iremos hacia delante cuando el Consejo del Atlántico Norte crea que las condiciones son adecuadas. En todo momento (KFOR) tendrá fuerzas de movimiento y reservas que necesitamos cuando las necesitemos", aseguró.

Fuentes diplomáticas estadounidenses confirmaron que en enero de 2010 se producirá la primera reducción hasta los 10.000 efectivos, mientras que una fuente aliada reconoció que, "el número final" de tropas de KFOR, tras completar las sucesivas fases de reducción, se reducirá a unos 2.200 efectivos. Cada fase requerirá evaluaciones de seguridad y políticas positivas, así como una decisión política de los Veintiocho para llevarla adelante.