Archivo de Público
Viernes, 30 de Noviembre de 2007

La Cámara vasca rechaza colocar la rojigualda

Una iniciativa del PP proponía instar al Gobierno autonómico a colocar la bandera española en sus sedes oficiales en cuatro días

G. M. ·30/11/2007 - 20:39h

El Parlamento vasco rechazó ayer con los votos del tripartito (PNV-EA-EB) y de EHAK, y la abstención del PSE, una iniciativa del PP que proponía instar al Gobierno autonómico a colocar la bandera española en sus sedes oficiales en cuatro días. Los conservadores consideraron un "disparate" que la Cámara "vote en contra de cumplir la ley".

El popular Carlos Urquijo afirmó que un rechazo a su propuesta llevaría a la sociedad "por el camino de una dictadura vasca y nacionalista".

Los sentimientos no se imponen 

El representante del PNV, Joseba Egibar, replicó que los sentimientos "no se imponen" y planteó la derogación de la Ley de Banderas. Desde el PSE, Oscar Rodríguez consideró que el PP "no entiende que los símbolos son para unir, no para dividir" y la portavoz de EHAK, Nekane Erauskin, denunció que la enseña española "significa sufrimiento y represión", por lo que reclamó un nuevo marco democrático que posibilite todas las opciones políticas, "incluida la independencia".

El parlamentario de EA Rafa Larreina, por su parte, propuso instaurar "como norma general" el uso de la ikurriña y de la bandera europea, símbolos "que nos unen a todos".