Archivo de Público
Lunes, 8 de Junio de 2009

El PPE apoya a Durao Barroso

Los conservadores solicitan a los nuevos eurodiputados que mantengan al portugués en su puesto

AGENCIAS ·08/06/2009 - 11:24h

Durao Barroso continuará siendo presidente de la Comisión Europea. AFP

El Partido Popular Europeo (PPE) pidió hoy a los gobiernos de los países comunitarios que confirmen la reelección del portugués José Manuel Durao Barroso como presidente de la Comisión Europea (CE) durante la Cumbre de los días 18 y 19 de junio.

El Partido Popular Europeo-Demócratas Europeos (PPE-DE) interpreta la "gran victoria" de los conservadores en las elecciones europeas como "un respaldo de los ciudadanos europeos al programa del PPE y a su candidato a presidir la CE", aseguró en rueda de prensa el presidente del grupo, el francés Joseph Daul.

A su vez, el presidente del partido, el belga Wilfried Martens, insistió, en la misma comparecencia ante los medios, en que el procedimiento de designación del presidente del Ejecutivo comunitario debe seguir las normas del Tratado de Niza, actualmente en vigor, y no retrasarse a octubre en espera de la ratificación del nuevo Tratado de Lisboa.

La victoria del PPE posibilita el apoyo del Parlamento

Según el PPE, es perfectamente posible que los Veintisiete designen en junio al candidato a presidir la Comisión, y esperen hasta octubre, hasta conocer el resultado de un segundo referéndum en Irlanda sobre el nuevo tratado, para constituir el resto de su equipo de comisarios.

Si Barroso es designado por los jefes de Estado o Gobierno, la amplia victoria del PPE en las elecciones europeas ha reforzado sus posibilidades de ser confirmado por el Parlamento en la votación plenaria que está programada para el 16 de julio.

Varios jefes de gobiernos socialistas también apoyan la opción de Barroso

Martens recordó que, para su designación por el Consejo Europeo, Barroso cuenta actualmente con el apoyo no sólo de los trece primeros ministros conservadores, sino también de varios jefes de gobiernos socialistas y liberales.

Apoyos para la mayoría 

El presidente del PPE admitió, no obstante, que la confirmación de Durao Barroso por el Parlamento exigirá "negociar" los apoyos de otros grupos, porque el PPE, pese a sus buenos resultados -267 escaños de un total de 736- no tiene mayoría absoluta en la Eurocámra. A este respecto, Martens descartó excluir a los socialistas, la segunda fuerza del Parlamento, de una futura cooperación. "Una señal muy importante procedente de las elecciones de ayer es la presencia de extremistas, populistas y euroescépticos" en el Parlamento.

Frente a ello, argumentó, "las tres grandes familias que hemos creado la Unión -democristianos, socialdemócratas y liberales- tenemos el deber de cooperar". Teóricamente, una alianza de centro-derecha entre los conservadores del PPE (267 escaños), los liberales de ALDE (81) y los soberanistas de derechas de UEN (35) aseguraría una mayoría suficiente, sin pactos con la izquierda.

Aliviado por la salida de los tories

Pese a ello, también Daul insistió en que "deben seguir juntos los que han hecho avanzar Europa", lo que incluye a los socialdemócatas, a pesar del castigo que han sufrido en los principales estados miembros en estas elecciones. Ambos responsables valoraron el éxito de los partidos conservadores como una recompensa por haber "defendido un programa" y no "meros eslóganes".

"Ahora podremos apoyar el Tratado de Lisboa sin problemas"

Daul se mostró visiblemente aliviado por el anuncio de los conservadores británicos de que abandonarán el grupo del PPE. Ahora, dijo, el grupo podrá hacer campaña sin cortapisas a favor del Tratado de Lisboa y hará frente "a todo tipo de demagogia en cualquier país de la Unión, incluido el Reino Unido", aseguró.