Archivo de Público
Viernes, 30 de Noviembre de 2007

La calle mide el grado de indignación ciudadana

La protesta coincide con la vuelta a la normalidad de las Cercanías de Renfe después de 42 días

DAVID MIRÓ ·30/11/2007 - 20:13h

El gobierno central se prepara para pasar hoy uno de los peores tragos de aquí a las elecciones. En Moncloa tienen asumido que la manifestación convocada por la Plataforma pel Dret a Decidir para hoy en Barcelona puede ser un éxito si es capaz de capitalizar la indignación ciudadana por el prolongado corte del servicio de Cercanías de Renfe causado por las obras del AVE.

Eso esperan también los tres partidos que apoyan la protesta, CiU, ERC y ICV-EUiA, que han puesto toda la carne en el asador para movilizar a sus militantes y votantes. Todos ellos se han dirigido las últimas horas a los votantes socialistas para que se sumen también e la marcha en contra del criterio de la dirección del PSC.

La vicepresidenta del gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, insistió ayer que el ejecutivo "no se cansará de pedir disculpas por los inconvenientes y transtornos producidos " y mostró su respeto por los manifestantes. El PSC centró ayer sus críticas en los convergentes. Su coordinador en el Congreso y el Senado , Daniel Fernández, señaló que Artur Mas "se manifestará por el derecho a decidir cuando decidió dar apoyo al gobierno del PP causante del déficit de infraestructuras".

Restablecimiento oportuno

Precisamente hoy vuelve a la normalidad el servicio de Cercanías después de que los informes técnicos hayan validado que la vía 2 del tramo Sants-Bellvitge es segura. Esta vía ha estado inactiva durante 42 largos días y con el restablecimiento se recuperarán los servicios habituales de las líneas 2 sur (Sant Vicenç de Calders-Barcelona, la línea 7 (l'Hospitalet-Martorell) y la 10 (Barcelona-Aeropuerto).

Renfe y Adif mantendrá hasta el día 5 toda la flota de autobuses que ha dado cobertura al plan alternativo de transporte, y se irá reduciendo su número de forma paulatina.

Una plataforma soberanista

Unos 400 voluntarios de la Plataforma trabajan desde hace semanas para que todo funcione hoy y ya hay monados más de 200 autobuses.

La marcha trascurrirá bajo el lema "Somos una nación y decimos basta. Tenemos derecho a decidir sobre nuestras infraestructuras". La pancarta la llevarán personalidades de la cultura catalana e intelectuales de diversos ámbitos. Detrás les seguirán las entidades y al final los partidos.

La plataforma venderá, a dos euros, pañuelos para financiar los costes de la manifestación. Cuando esta acabe se leerá el manifiesto, que se irá intercalando con actuaciones del actor Toni Albà, y las musicales de Antònia Font, Feliu Ventura, Titot y Gerard Quintana.

MARC REALP. Impulsor de www.catalaemprenyat.com 

MANEL BUXÓ 

Su página web ha recibido 33.224 adhesiones de catalanes "cabreados" con el servicio de Cercanías. Hoy estará en la manifestación.

¿Estáis satisfechos de lo que habéis conseguido?
Sí, la verdad es que la respuesta de la ciudadanía ha sido del todo inesperada, los primeros sorprendidos somos nosotros, sobre todo teniendo en cuenta que queríamos que la cosa fuera lo más anónima posible.

No os definís ni como plataforma ni como grupo...
Yo lo definiría como una iniciativa particular. O como un manifiesto.
¿Por qué habéis decidido cerrar ya la web ?
Bueno, lo que hemos cerrado han sido las adhesiones y no la web, y ha sido así porque creemos que nuestro trabajo ya está hecho y ahora le toca a la ciudadanía el movilizarse.

Vuestro manifiesto no sólo va dirigido a los políticos...
No, y entre cosas, pedimos a las patronales catalanas que reclamen las pérdidas económicas causadas a las empresas, así como que se creen comisiones independientes para controlar la realización de las obras.

Y a partir de ahora ¿qué?
Nosotros, por nuestra parte, ya hemos "cerrado". Creemos que la gente se está moviendo. Hay presión popular. Se ha demostrado que se pueden hacer cosas -como nuestra iniciativa- y abrir los ojos de la gente.