Archivo de Público
Domingo, 7 de Junio de 2009

Alejandro Toledo atribuye responsabilidad política de los sangrientos choques a Alan García

EFE ·07/06/2009 - 17:55h

EFE - Toledo afirma que ninguna acción policial se hace sin autorización del presidente, por lo que la responsabilidad política de las al menos 32 muertes derivadas de los enfrentamientos recaería sobre García.

El ex presidente peruano Alejandro Toledo señaló que la "responsabilidad política inmediata" de los enfrentamientos entre policías e indígenas ocurridos en la Amazonía con un saldo de al menos 32 muertos recae sobre el actual mandatario del país, Alan García.

En una entrevista que publica hoy el diario La República, Toledo (2001-2006) afirma que ninguna acción policial se hace sin autorización del presidente, por lo que la responsabilidad política de las al menos 32 muertes derivadas de los enfrentamientos recaería sobre García.

Además, Toledo comenta que sostener que los enfrentamientos son parte de una conspiración contra la democracia peruana, como señala un comunicado institucional de García emitido ayer, "es un argumento débil".

"Es un conflicto por la carencia de diálogo del Gobierno frente a pobladores amazónicos que reclaman con justicia ser consultados", opina Toledo, duramente atacado desde el actual Ejecutivo en los últimos días por sus críticas a la posición adoptada por el Estado frente a este problema.

El ex mandatario asegura que el Gobierno "ya perdió capacidad de interlocución", por lo que el camino para lograr una solución dialogada al conflicto debe pasar por la mediación de la Iglesia católica, la Defensoría del Pueblo o la intervención del propio Alan García en persona.

"¿Por qué el presidente no asume directamente la tarea de conversar? Es su responsabilidad para evitar más baños de sangre", dijo Toledo.

Hasta ayer la cifra oficial de fallecidos en los enfrentamientos era de 31 (22 policías y nueve indígenas), aunque otras fuentes elevan el número de nativos muertos a cerca de 40.

En las últimas horas la cifra subió a 32, debido a la muerte de otro policía que estaba hospitalizado con una herida de bala, según medios locales.

Los violentos enfrentamientos comenzaron el pasado viernes, cuando la Policía inició un operativo para desbloquear la carretera Fernando Belaunde Terry, en la región peruana de San Martín.

Las protestas de los indígenas comenzaron el 9 de abril y derivaron en tomas de carreteras y ductos, con la consiguiente interrupción temporal del bombeo de gas y petróleo, en protesta por una serie de decretos legislativos que consideran dañinos para sus intereses.

Hoy en Lima la bandera peruana ondea a media asta en el Palacio de Gobierno y se inician las ceremonias fúnebres de nueve de los policías fallecidos.

En la ciudad de Bagua, escenario de los peores enfrentamientos, vuelve poco a poco la tranquilidad gracias a los toques de queda y la presencia policial.