Archivo de Público
Viernes, 30 de Noviembre de 2007

Elorza ve al PP tras la denuncia por la 'guerra de las banderas'

El alcalde de San Sebastián rechazó "todas las acusaciones" de Manos Limpias

GUILLERMO MALAINA ·30/11/2007 - 20:01h

El alcalde socialista de San Sebastián, Odon Elorza, se convirtió ayer en el primer regidor del Estado en prestar declaración ante una jueza por la nueva versión de la guerra de las banderas, promovida por el sindicato conservador de funcionarios Manos Limpias.

Elorza negó ante la titular del Juzgado de Instrucción número 4 de la capital donostiarra los presuntos delitos de desobediencia, prevaricación y abandono de funciones que le imputa el colectivo por el hecho de que la enseña española no ondee en el Ayuntamiento. Y rechazó "todas las acusaciones", además, "absolutamente convencido de que detrás de la denuncia de Manos Limpias está la mano del PP, que no hace sino añadir elementos de crispación en esta larga precampaña electoral".

La ausencia de la bandera rojigualda de la mayor parte de los ayuntamientos vascos y edificios oficiales se ha convertido en los últimos meses en una fuente más de polémica en Euskadi. Pero no es la primera vez. A finales de los 80 y a lo largo de los 90, la colocación de la enseña en el Consistorio de Bilbao el Día Grande de las fiestas daba lugar a graves disturbios, que con los años fueron decayendo hasta su práctica extinción. La polémica apenas duraba un día. Ahora, en cambio, tiene visos de prolongarse en instancias judiciales.

Elorza quiso recordar ayer que años atrás, cuando el PSE gobernaba Donostia con el PP, los conservadores no realizaron ni una petición para colocar la bandera española en el Ayuntamiento. "Después de 16 años de trabajar en esta ciudad como alcalde, este tipo de denuncias siempre son motivo de preocupación y de reflexión", apuntó.

En la sala más importante

El alcalde socialista, dispuesto a aceptar "cualquier resolución" del tribunal instructor, recordó, no obstante, que tanto la bandera española como la ikurriña están presentes en la sala de recepciones, "en la sala más importante".

El alcalde de San Sebastián también reveló que ante la jueza no se acogió a la resolución de la Federación Española de Municipios que especifica que no es obligatorio colocar "diariamente la bandera española". Y ya en otro plano ironizó con que "lo que le joroba al PP" es que San Sebastián sea "una ciudad cumplidora de la legalidad" y que no haya estado nunca "a las puertas de un Juzgado por especulación urbanística o pelotazo".