Miércoles, 26 de Septiembre de 2007

Mueren 61 insurgentes y un soldado en combates en el sur, según EEUU

Agencia EFE ·26/09/2007 - 08:25h

Agencia EFE - Un soldado afgano hace guardia al lado de los restos de un automóvil. Más de 61 supuestos insurgentes y un soldado estadounidense murieron y otros cuatro militares resultaron heridos en un enfrentamiento registrado en la provincia sureña afgana de Helmand. EFE

Más de 61 supuestos insurgentes y un soldado estadounidense murieron y otros cuatro militares resultaron heridos en un enfrentamiento registrado en la provincia sureña afgana de Helmand, informó hoy la comandancia de EE.UU en Afganistán.

El combate tuvo lugar este martes cerca del pueblo de Regay, en el conflictivo distrito de Musa Qala, cuando un grupo de insurgentes atacó una patrulla de combate de tropas occidentales y afganas, según el comunicado hecho público por la comandancia.

Los supuestos talibanes atacaron el convoy desde un sistema de trincheras y varios recintos con armas cortas, ametralladoras y morteros, y poco después reforzaron sus posiciones con combatientes procedentes de Musa Qala.

Las tropas combinadas afganas y estadounidenses respondieron al ataque y, en vista de que los presuntos talibanes recibían refuerzos, solicitaron apoyo de la aviación, que atacó las posiciones enemigas.

Según la comandancia estadounidense, las estimaciones iniciales de los líderes militares sobre el terreno fijaron en "mas de 61" los insurgentes muertos en el combate.

La comandancia reconoció además la muerte de un soldado estadounidense durante el mismo e informó de que otros cuatro resultaron heridos.

El de Musa Qala es un remoto distrito tradicional feudo de los insurgentes, en la región de Helmand, donde a comienzos de este mes murieron casi 30 talibanes en distintas operaciones, según la comandancia.

El mando estadounidense reconoció en julio que en el distrito había una "fuerte concentración" de insurgentes, pocos días después de que la ISAF (Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad) anunciara el lanzamiento de una gran operación, de varios miles de efectivos, contra los talibanes en Helmand