Archivo de Público
Jueves, 4 de Junio de 2009

La búsqueda de posibles náufragos de la patera de Tánger continuará hasta mañana

Según las declaraciones de algunos de los rescatados habría unas 18 personas desaparecidas

PÚBLICO.ES/EFE ·04/06/2009 - 11:34h

Salvamento Marítimo y la Guardia Civil buscaban los entre 20 y 30 inmigrantes desaparecidos en aguas territoriales de Marruecos frente a Tarifa tras volcar el jueves una patera en la que viajaban inmigrantes irregulares.

Los equipos de búsqueda rescataron previamente a 11 hombres y 11 mujeres, al parecer subsaharianos, que estaban encima del casco de la patera.

"Continuamos con el dispositivo de búsqueda. Parece que sí que hay desaparecidos. La Guardia Civil está interrogando a los supervivientes para determinar el número exacto", han señalado desde Salvamento Marítimo, indicando que algunos de los ocupantes hablaban de 40 desaparecidos y otros de 18, pero que no se podía concretar un número fiable aún.

Aunque el rescate se ha producido en aguas jurisdiccionales marroquíes, ha sido España quien ha llevado a cabo la acción en virtud de los convenios internacionales, que atribuyen a España las competencias de rescate y salvamento.

4 millas al norte de Tánger

Los equipos de búsqueda se pusieron en marcha a las 5.30 de la mañana del jueves cuando el 112 recibió una llamada de una persona de Sevilla que alertaba de que se había perdido el contacto con una embarcación que viajaba desde Tánger a Tarifa.

La embarcación fue localizada volcada pasadas las 9 de la mañana, a 10 millas al suroeste de Tarifa y 4 millas al norte de Tánger, en aguas territoriales de Marruecos, indicó una portavoz de la subdelegación del Gobierno en Cádiz.

"Se está buscando con el helicóptero por la zona. De momento no hay ningún cuerpo flotando", dijo la portavoz, indicando que es una operación conjunta con Marruecos.

Un riesgo mortal

Miles de inmigrantes africanos arriesgan sus vidas cada año intentando alcanzar las costas españolas a bordo de embarcaciones a menudo endebles, y muchos perecen en el intento.

La llegada de pateras a las costas andaluzas era algo muy habitual hace unos años, pero la instalación del sistema de vigilancia SIVE para controlar las aguas del Estrecho de Gibraltar redujo drásticamente el número de embarcaciones interceptadas, desviando gran parte del flujo migratorio a las Islas Canarias.

El año pasado, más de 9.000 inmigrantes llegaron a Canarias, mientras que unas 4.200 lo hicieron a la península y Baleares.