Archivo de Público
Jueves, 4 de Junio de 2009

Piden una comisión de la verdad en EEUU

El general que dirigió la invasión de Irak reclama investigar la tortura de detenidos

ISABEL PIQUER ·04/06/2009 - 00:31h

Ricardo Sánchez, el general hoy retirado que comandó las tropas de EEUU en la guerra y ocupación de Irak, ha pedido que se cree una comisión de la verdad para determinar responsabilidades en la tortura de sospechosos de terrorismo durante el Gobierno de George Bush.

"Los mecanismos que se crearon para establecer responsabilidades han perdido toda credibilidad porque ya nadie confía en ellos", dijo Sánchez a la CNN. "El único modo de recuperar la confianza es a través de una comisión de la verdad".

La guerra de Irak, afirmó Sánchez, estuvo plagada de "fracasos personales e institucionales", tanto en la estrategia bélica como en las técnicas de interrogatorios.

Sánchez, que renunció a su puesto en junio de 2004, tras el escándalo de Abu Ghraib, dirigió las tropas en el ataque que les costó la vida a Uday y Qusay Hussein.

Un informe confidencial del Pentágono hecho público en 2006 mostró como Sánchez autorizó el uso de tácticas "enérgicas" en los interrogatorios, acusaciones que el general negó en su momento.

Es poco probable que se establezca una comisión de la verdad en EEUU. El presidente, Barack Obama, está en contra, los legisladores están divididos y ya hay varias investigaciones en curso en el Congreso. Lo más difícil será dilucidar responsabilidades.

El Washington Post aseguraba ayer que el vicepresidente Dick Cheney, participó en cuatro reuniones en 2005, en las que informó a los legisladores del uso de las llamadas "técnicas perfeccionadas" de interrogatorios, algo que se desconocía hasta ahora.

Hace un mes, la CIA publicó una lista detallada de sus sesiones con diversos miembros del Congreso, entre los que figuraba la actual presidenta de la Cámara de Representantes, la demócrata Nancy Pelosi, celebradas entre 2002 y 2008, pero no mencionó a Cheney en ningún momento.