Archivo de Público
Jueves, 4 de Junio de 2009

La Policía catalana vigilará de cerca las bodas forzosas

La Generalitat pide que el matrimonio mediante coacción sea un delito tipificado

L. DEL POZO ·04/06/2009 - 09:00h

Alba García, ayer durante la presentación del plan. - ACN

La Generalitat de Catalunya presentó ayer un procedimiento policial pionero en España por el cual se pretende prevenir y, llegado el caso, castigar las uniones matrimoniales en las que la mujer o la niña es obligada o presionada a dar el sí quiero.

Hasta ahora, los Mossos dEsquadra han detectado 20 casos de mujeres que habían sido o iban a ser casadas por imposición de la familia. Sin embargo, con el nuevo protocolo se pretende que muchos más casos salgan a la luz, según anunció ayer Alba García, directora del programa de Seguridad contra la Violencia Machista. García también manifestó la necesidad de que el código penal tipifique como delito este tipo de prácticas.

Los matrimonios forzados son propios de sociedades poco desarrolladas y están muy extendidos en algunas zonas del África subsahariana, el Magreb, Asia Meridional, América Latina y entre ciudadanos de etnia gitana.

El plan pretende dar formación a los profesionales que tratan con estos colectivos y hacer campañas de prevención entre los líderes de las distintas comunidades. Además, el procedimiento contempla el seguimiento y control de un caso hasta que se considere del todo solucionado.

La politóloga iraní, Nazanín Amirian, explicó que este tipo de uniones "son la prolongación del feminicidio" debido a la crueldad, privación de libertad y violencia que conllevan haciala mujer que las sufre.