Archivo de Público
Jueves, 4 de Junio de 2009

España mantiene símbolos franquistas en diez países

Exteriores reconoce que sus delegaciones en el extranjero conservan 22 vestigios

L. DÍEZ / Ó. LÓPEZ-FONSECA ·04/06/2009 - 08:00h

Un escudo franquista preside la fachada del Consulado de España en Tánger.

De Finlandia a Bolivia, pasando por Marruecos, Austria, Italia, Francia, Ecuador, Panamá, Kenia y Bélgica. La imagen de España en el extranjero aún tiene 22 puntos negros. Ese es el número de vestigios del franquismo que el Ministerio de Asuntos Exteriores conserva en sus delegaciones diplomáticas en estos diez países, según el reciente catálogo sobre símbolos de la dictadura elaborado por el Gobierno. El departamento de Miguel Ángel Moratinos también reconoce la existencia de otras cuatro huellas del régimen dictatorial en sus edificios en España.

Las vestigios franquistas más visibles en el extranjero son los escudos preconstitucionales que aún exhiben en sus fachadas los consulados de España en Sidi Ifni (en desuso), Tánger y Tetuán (todos ellos en Marruecos), así como la Casa de España en La Paz (Bolivia) y la Embajada de España en Panamá. Exteriores reconoce que, hasta hace poco, existía también un mural de cerámica con el emblema franquista en la fachada del Instituto Español Melchor de Jovellanos, en Alhucemas (Marruecos), pero que se ha sustituido por otro con el escudo constitucional.

Es precisamente en este país del norte de África donde existen mayor número de símbolos de la dictadura. A los anteriores tres escudos preconstitucionales, se suman dos retratos al óleo de Francisco Franco y otros tantos reposteros con el águila de San Juan, todos ellos depositados en almacenes de los consulados de Casablanca y Tánger, según Exteriores.

Fotos, bustos, alfombras...

El Ministerio también conserva en almacenes y bodegas tres banderas con escudo preconstitucional en el Consulado en Quito (Ecuador), un escudo ovalado con el emblema franquista en el de Lyon (Francia); un busto de Franco, una fotografía del dictador y una placa con escudo preconstitucional en la Embajada española en Helsinki (Finlandia); un escudo preconstitucional en Viena (Austria), dos retratos del dictador en la Embajada en Bruselas (Bélgica) y dos bustos de José Antonio Primo de Rivera en la delegación en Roma (Italia). Esta última tiene a la vista, sin embargo, una alfombra de 10x5 metros con la inscripción "Franco, Franco, Franco" en la biblioteca.

Cuatro embajadas españolas aseguran tener también cuberterías y bandejas de plata con el águila de San Juan grabadas. La de Panamá afirma tenerla arrumbada en un almacén. La de Austria pide conservar las tres bandejas que tiene. La de Bélgica, que reconoce no tener su cubertería franquista en uso, "solicita permiso para borrar el escudo". Y la de Nairobi (Kenia) anuncia que, como no tiene otra, la mantendrá "en uso".

 

Cerca de 600 preguntas en el Congreso y una comparecencia

INICIATIVA PARLAMENTARIA

A raíz de que ‘Público’ desvelase que los edificios de la Administración del Estado aún conservan 585 vestigios franquistas y que el Ministerio de Defensa pone obstáculos para eliminar muchos de ellos, el grupo parlamentario de IU-ICV prepara una batería de cerca de 600 preguntas escritas –una por vestigio– para que el Gobierno explique qué criterios va a aplicar para decidir cuáles son removidos y cuáles se conservan.

QUE NO CUNDA EL EJEMPLO

Ayer, los dos diputados de dicho grupo, Gaspar Llamazares y Joan Herrera, ya registraron una primera pregunta, en la que plantean al Gobierno la necesidad de “homogeneizar los criterios” que se apliquen para decidir la retirada. IU-ICV teme que si el Ejecutivo es “laxo” con los símbolos de sus edificios, las administraciones autonómicas y locales y, sobre todo, la Iglesia, pueden “resistirse a aplicar la Ley en toda su amplitud”.

CUMPLIMIENTO DE LA LEY

También ayer, ambos diputados registraron una solicitud de comparecencia de la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, para que informe en el Congreso sobre el grado de cumplimiento del artículo 15 de la ley, que es el que ordena la retirada de estos símbolos y sus excepciones.