Archivo de Público
Miércoles, 3 de Junio de 2009

Obama parte hacia el mundo árabe con un mensaje conciliador

Su discurso se centrará en el tema palestino, que ha ocupado gran parte de su agenda exterior ultimamente

ISABEL PIQUER ·03/06/2009 - 03:07h

AFP - Barack Obama pretende promocionar una imagen más adecuada de EEUU con el mundo islámico en su gira por Oriente Medio.

Barack Obama hará lo posible por inspirar confianza cuando mañana pronuncie su esperado discurso en El Cairo, un primer esfuerzo por reparar las relaciones entre EEUU y el mundo árabe. No se esperan grandes anuncios, más bien un intento por mejorar las formas y aprovechar la popularidad del nuevo presidente, hijo de padre musulmán, en la comunidad que más ha sufrido las consecuencias del 11-S y la guerra de Irak.

“Quiero usar esta oportunidad para transmitir un amplio mensaje sobre cómo EEUU puede mejorar sus relaciones con el mundo musulmán”, dijo Obama. Se trata de “cambiar el tono de la conversación”, añadía después uno de sus consejeros en asuntos de seguridad, Denis McDonough. El discurso se centrará en el tema palestino, que ha ocupado gran parte de la agenda exterior del presidente últimamente. Obama ha sido inusitadamente duro con Israel, al exigir al Gobierno de Benjamin Netanyahu que cese inmediatamente la construcción y ampliación de asentamientos en los territorios ocupados y reconozca la meta de dos estados viables estipulada en los acuerdos de paz.

“No sólo es interés de los palestinos tener un Estado; también de los israelíes el de estabilizar la situación”, dijo Obama ayer a la BBC. Las cosas están tan tensas que estos días ha estado en Washington el ministro de Defensa israelí, Ehud Barak, para tratar de limar las asperezas. El presidente también hablará del año de plazo que ha dado a Irán para mostrar que está dispuesto a renunciar a sus ambiciones nucleares y de la situación en Pakistán. Antes de ir a El Cairo, Obama se entrevistará hoy en Riad con el rey Abdalá.

El viernes visitará en Alemania el campo de concentración de Buchenwald que su tío abuelo (por parte de su familia de Arkansas) ayudó a liberar. Y el sábado participará con Nicolas Sarkozyy Gordon Brown en la celebración del 65 aniversario del desembarco aliado en Normandía.