Miércoles, 26 de Septiembre de 2007

Irak controlará a los mercenarios de Blackwater

Según el ministro iraquí de Interior, aquellos guerrilleros que sobrepasen los límites "serán juzgados por las leyes iraquíes"

PÚBLICO ·26/09/2007 - 01:42h

Los mercenarios contratados por EEUU en Irak parecen tener sus días contados. AFP

El Gobierno iraquí ha preparado un borrador de ley para controlar las actividades de las compañías de seguridad extranjeras que trabajan en el país. La reforma pondrá fin a la impunidad de los guardaespaldas desde que EEUU les concedió inmunidad.

El portavoz del Ministerio de Interior iraquí, el general Abdel Karim Jalf, anunció ayer en una rueda de prensa en Bagdad que su departamento ha remitido el borrador al Parlamento para su aprobación."Según la nueva ley, aquellos que trabajen en empresas de seguridad extranjeras y dañen o perjudiquen a cualquier ciudadano iraquí serán castigados de acuerdo con las leyes iraquíes", dijo Jalf.

El Gobierno elaboró el borrador después de que el 16 de septiembre mercenarios de la compañía estadounidense Blackwater mataran a nueve civiles e hirieran a otros quince en el oeste de Bagdad, con la excusa de que habían sido atacados con anterioridad. Tras el incidente, el Ejecutivo iraquí ordenó la suspensión de las actividades de esa empresa y pidió que se juzgara a los culpables. Tres días después Blackwater reanudó sus actividades , según una portavoz de la embajada de EEUU en Irak.

"Desde ahora, no habrá inmunidad para nadie", dijo Jalf, en referencia a la orden 17 de 27 de junio de 2004 de la Autoridad Provisional estadounidense en Irak, aún vigente, por la que los agentes de seguridad de las compañías privadas extranjeras que operan no están sometidos a la legislación iraquí.

Miles de guardias

Jalf indicó que en la actualidad trabajan en Irak un total de 23 empresas de seguridad extranjeras. La mayor es Blackwater, con miles de guardias dedicados, sobre todo, a la protección de los diplomáticos de EEUU. La embajada estadounidense está realizando una investigación sobre el incidente de Blackwater. Hasta que concluya, el Gobierno iraquí ha prometido no tomar medidas contra la empresa.

Noticias Relacionadas