Archivo de Público
Martes, 2 de Junio de 2009

La CMT limita la red WiFi municipal de Barcelona

Sólo se podrá navegar por Internet una hora y la gratuidad es por un solo año

MIGUEL ÁNGEL CRIADO ·02/06/2009 - 21:30h

Dos jóvenes se conectan al WiFi público de la biblioteca Can Fabra. - MANU FERNÁNDEZ

La Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) aprobó ayer el proyecto Wifi Ciutadá, con el que el ayuntamiento de Barcelona quería crear una red WiFi municipal gratuita. Pero la autoridad regulatoria impone duras condiciones para su despliegue . Las limitaciones principales son, por un lado, que la gratuidad sólo será durante el primer año y, por otro, la conexión será de baja calidad y con restricciones.

Cuando el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu, lo anunció en junio del año pasado, el proyecto se convirtió enseguida en el más importante de España. Ninguna ciudad se había atrevido hasta entonces a montar una red de acceso inalámbrico de titularidad municipal y gratuita para los ciudadanos de tal envergadura. La idea era instalar puntos de acceso en 500 dependencias municipales entre los que hay centros cívicos, Oficinas de Atención Ciudadana, pabellones deportivos o parques.

Prohibido el P2P

El plan preveía dos fases: una primera, que debía de haber comenzado el mes pasado, en la que el acceso a Internet sería a baja velocidad, con una duración máxima de una hora y sólo durante el horario normal de apertura del establecimiento. Sólo se permitiría la navegación web y consulta de correo electrónico. Los responsables recogían la prohibición de usar la red para descarga de contenidos audiovisuales mediante intercambio de archivos P2P, la telefonía IP (con programas como Skype) y la videoconferencia. Otros servicios, como el vídeo en streaming que ofrece YouTube no estaba limitado. Pero una conexión recortada (con un máximo de 200 Kilobits por segundo) desanimaría a cualquiera que quisiera ver un vídeo.

La CMT ha dicho sí a esta parte del plan. Pero, en contra de lo que pretendía el Institut Municipal dInformàtica de Barcelona (IMI), le pone fecha. Wifi Ciutadá sólo podrá ser gratis durante un año, cuando el IMI pedía tres. Después tendrá que buscar alguna fórmula de pago o patrocinio publicitario.

El servicio Premium, la segunda parte del proyecto, prevista para el año que viene, no estaba aún bien definida. Pero, además de seguir siendo gratis, la velocidad subiría hasta 1 Megabits y no habría limitación temporal. En este punto, varios operadores (Ono, Telefónica o Kubi Wireless, por ejemplo) se han mostrado radicalmente en contra en sus alegaciones ante la CMT.

El organismo regulador, apoyado en la legislación actual, ha aceptado la posición de las operadoras. "No puede permitirse la prestación gratuita del servicio Premium del proyecto WiFi Ciutadà, tal y como se ha presentado antes esta Comisión, financiado con cargo a fondos públicos", dice la resolución.

La gerente adjunta de e-Administración y Sistemas de Información del ayuntamiento, Pilar Conesa, valora positivamente la decisión. "Nos permite iniciar el proyecto", cuenta. En cuanto a la modalidad Premium, "tenemos tiempo para ver cómo la planteamos", aclara. Y añade: "Veremos el uso y cómo evoluciona la legislación".

Impacto en la competencia y banda ancha móvil

Una consulta inteligente

Para el IMI, la limitación en alcance y calidad hace improbable que las operadoras pierdan clientes.

Todas las operadoras en contra

Las cuatro operadoras rechazan la fase Premium del plan y aceptan la primera fase, pero con las limitaciones aprobadas por la CMT.

Novedosos argumentos de la CMT

El regulador, que opina que la versión limitada no daña la competencia, usa argumentos nuevos. Por un lado, recuerda su ok al plan de Avilés (sostenido con publicidad) y por otro, duda que el proyecto de Barcelona dañe a la nueva banda ancha móvil.