Archivo de Público
Martes, 2 de Junio de 2009

Guerra por los fondos marinos canarios

Marruecos se opone a la reivindicación española en torno al archipiélago

ANDRÉS PÉREZ ·02/06/2009 - 21:46h

Júpiter - Tenerife, con la cima del Teide sobresaliendo por encima de las nubes.

Marruecos ha expresado su oposición, ante la Secretaría General de la ONU, a la reivindicación española de extender su plataforma continental en los fondos marinos al oeste de Canarias, y ha alertado de que no aceptará un gesto "unilateral" de Madrid.

La pelea se produce en el marco de la vasta negociación científico-diplomática mundial sobre la llamada extensión de la plataforma continental, que va a ser examinada por la Comisión de Límites de la Plataforma Continental (CLPC) de la ONU. La próxima ronda de negociaciones comenzará el 22 de junio próximo.

El 11 de mayo, España presentó un informe científico preliminar favorable a una extensión de la soberanía sobre los fondos marinos más allá de las 200 millas náuticas al oeste de Canarias. Sólo cinco días después, Rabat expresaba su oposición por carta a la ONU.

La embajada marroquí reconoce haber tomado buena nota del informe preliminar español. A la espera de "dar a conocer ulteriormente su posición sobre el tema", añade la embajada marroquí, "rechaza cualquier acción que apunte a una delimitación unilateral de la plataforma continental" y reclama la activación del artículo 83 de la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar de 1984.

Con esa simple invocación del artículo 83, Rabat obliga a Madrid a sentarse a negociar, porque ese texto estipula que, en caso de reivindicaciones de fondos que sean objeto de litigio entre "Estados cuyas costas sean adyacentes", éstos deben encontrar un acuerdo previo.

En la práctica, según fuentes diplomáticas francesas consultadas por Público, la Comisión de la ONU, que estudia la extensión de la plataforma continental, va incluso más allá. Suele aparcar y postergar, tanto como sea necesario, el estudio de cualquier documento científico de extensión de soberanía que sea objeto de un litigio previo entre Estados.

El informe preliminar presentado por España afirma que "los datos e información disponibles en la actualidad demuestran que existe potencial para extender los límites exteriores" de la plataforma continental -esto es, la soberanía sobre fondos y subsuelo marino- al oeste de Canarias, más allá de las 200 millas náuticas (370 kilómetros) de Zona Económica Exclusiva.

Sin prejuzgar lo que puedan concluir ulteriores estudios, el informe preliminar afirma, no obstante, que a la luz de las primeras mediciones efectuadas, "la prueba de pertenencia sería satisfecha y España estaría en posición de aplicar" el artículo 76 de la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar. Ese artículo permite la extensión de la soberanía sobre fondos y subsuelo marino más allá de la zona exclusiva, y por lo general hasta unos 648,2 kilómetros de la línea de costa.