Archivo de Público
Martes, 2 de Junio de 2009

Los alrededores de la guerra

Walid Raad participa en PHotoEspaña con un archivo que reconstruye los conflictos bélicos de Líbano

ISABEL REPISO ·02/06/2009 - 19:10h

WALID RAAD - 'We decided lo let them say "We are convinced", twice'. 2002

La guerra marca. Walid Raad padeció a los 15 años la ofensiva aérea, marítima y terrestre que el ejército israelí desplegó en la parte Oeste de Beirut, su ciudad natal. Corría el año 82 y Raad salió, cámara en mano, a un cielo surcado por el ruido ensordecedor de bombas y aviones. Lo que vio fue un Guernika actualizado: población aterrorizada que intenta protegerse detrás de los tanques, humaredas sobre los tejados… Fue de las pocas veces que emuló a Cartier-Bresson en la captura del momento.

A partir de entonces, su obsesión ha sido construir un archivo que documente las guerras que han sacudido al país. Más de 3.600 coches bomba explotaron en Líbano entre 1975 y 1991. Él no tiene las fotografías de las detonaciones, pero las ha reconstruido a partir de las siluetas de los modelos que segaron la vida a decenas de personas. Misma marca, mismo color. Así son nuestras armas de destrucción masiva, parece denunciar Raad, en la presentación de su proyecto archivístico en el Reina Sofía: ‘The Atlas Group’. “Los trabajos aquí presentados intentan responder a cómo hablar de algo que no existe en el presente”, insiste el artista.

Los coletazos de una tragedia

Raad construye los momento históricos de Líbano desde unos alrededores que impactan al espectador. Una de las series de la exposición, que se enmarca dentro de la presente edición de PHotoEspaña, presenta la lucha de los reporteros gráficos por ser los primeros en fotografiar el motor de los citados coches bomba. “A través de ellos se podía acceder al dueño del coche y, quizás, al asesino”, explicó. Motores en balcones, sobre los escombros de una vivienda, en medio de charcos de sangre… “Algunos creen que lo Histórico se opone a lo estético, pero para mí eso es un fraude. No hay distinción. La fotografía es un todo”.  

Pero los intereses de Raad no acaban en la fotografía. La muestra también incluye un mapa que muestra los ataques que ha sufrido el país (el mayor círculo simboliza el atentado contra la embajada de EEUU en 1993) y un vídeo, que muestra las labores de vigilancia del paseo marítimo de la capital, lugar de intercambio de informaciones entre espías.