Archivo de Público
Martes, 2 de Junio de 2009

Brasil localiza restos que pueden ser del avión desaparecido

Las autoridades precisan que aún es necesario encontrar un número o una marca que identifique los restos como parte del avión de Air France

PÚBLICO / AGENCIAS ·02/06/2009 - 05:39h

La Fuerza Aérea Brasileña avistó en la madrugada de hoy en el océano Atlántico restos que pueden ser del avión Airbus A330-200 de Air France que desapareció con 228 personas a bordo, dos de ellos españoles, cuando viajaba entre Río de Janeiro y París, informaron fuentes oficiales.

"Aún no podemos decir que sean del avión porque es necesario retirar una pieza y que contenga un número o marca que la identifique como parte del avión", afirmó el vicedirector de Comunicación Social de la Aeronáutica, coronel Jorge Amaral.

Los equipos de rescate brasileños habían intensificado durante la pasada noche la búsqueda del Airbus desaparecido. Desde Francia están siendo muy cautos a la hora de dar cualquier hipótesis sobre lo que ha podido ocurrir con el avión y no descartan siquiera la posibilidad de un atentado.

Así lo afirmó esta mañana en la emisora francesa Europe 1 el ministro de Defensa, Hervé Morin, quien explicó que pese a no haber indicios de que el aparato sufriera un ataque, no se podía descartar "ninguna hipótesis". Morin insistió asimismo en que aún no han podido confirmar el testimonio de un piloto brasileño de la aerolínea TAM que aseguró haber visto restos del aparato en el mar, en aguas senegalesas, poco después del accidente.

Fallo eléctrico

Por su parte, el ministro de Transportes, Dominique Bussereau, cuestinó la posibilidad de que el Airbus se estrellara por culpa de una tormenta eléctrica. "Un rayo no puede explicar la pérdida de control de un avión puesto que todos los circuitos electrónicos están duplicados, triplicados y hasta cuadruplicados", dijo. Además, confirmó que la búsqueda de los restos del avión va a ser muy dura de haber caído al mar ya que "el área de búsqueda es muy amplia".

Un avión de línea, especialmente uno tan sofisticado como el Airbus, no puede quedar incomunicado y dejar de emitir sus señales automáticas o manuales de emergencia tan fácilmente. Y, sin embargo, eso es lo que ocurrió pasadas las cuatro de la madrugada.

Según Air France, en ese momento uno de los últimos radares brasileños recibió un mensaje señalando una "avería en el circuito eléctrico" y, después, otro señalando turbulencias. Después: silencio total.

Fuentes de la Dirección General de la Aviación Civil francesa (DGAC) señalaron a Público que en realidad hasta hay dudas sobre ese último mensaje, que habría sido recibido por el radar Orora del archipiélago Fernando de Noronha.

Operaciones de búsqueda

Mientras, varios países han movilizado ya escuadrones de rescate para tratar de localizar el avión. Esta mañana, la Fuerza Aérea brasileña envió ocho aeronaves, que se suman a tres navíos de la Marina, para rastrear el área que corresponde al control aéreo brasileño. La zona bajo control aéreo de Dakar está siendo rastreada por aviones franceses.

España también ha querido colaborar y el Ministerio de Defensa ha enviado un avión especializado en búsqueda y rescate (SAR) 'Fokker' del Ejército del Aire para participar en la localización del avión Airbus A-330.

El Ejército español ha puesto a disposición del Gobierno francés dos aviones de búsqueda

La aeronave, especializada en este tipo de misiones y con una larga experiencia operativa, partió con destino a Cabo Verde para colaborar en el operativo de búsqueda dirigido desde el centro coordinador emplazado en Dakar (Senegal). Este avión del Ejercito del Aire se une a la aeronave CASA CN235, que opera la Fuerza Área española en misiones del control de la inmigración de la Guardia Civil.

Ayuda del Pentágono

El Gobierno francés reconoció no disponer de "ninguna de las emisiones de las balizas de emergencia" del Airbus, ni las manuales ni las automáticas, que normalmente se disparan en caso de fuerte descenso o de choque. París anunció que ha solicitado ayuda del Pentágono norteamericano para que, mediante su sistema de observación por satélite, intente localizar al aparato y Obama ya se ha comprometido a ayudar en todo lo posible al Gobierno francés.