Archivo de Público
Martes, 2 de Junio de 2009

González dice que le "aterra" el PP de Mayor

El ex presidente urge al PP a que lo retire tras comparar aborto y pederastia

BELÉN GARCÍA ·02/06/2009 - 08:00h

Felipe González y Magdalena Álvarez, ayer. - D. PÉREZ

Si el tirón de Felipe González suele ser suficiente para revolucionar cualquier acto del PSOE en el sur de España, el ex presidente contó además ayer con Magdalena Álvarez en su versión más ácida y mitinera para azuzar los ánimos de los socialistas andaluces en la recta final de la campaña. Y pese a que González, presidente del Grupo de Reflexión sobre el futuro de la Unión Europea, articuló buena parte de su discurso alrededor de los retos continentales, volvió a quedar claro cuál es el arma fundamental con la que los socialistas creen contar para mover al voto: Jaime Mayor Oreja, candidato del PP.

Álvarez, alentada al grito de "Que bote Magdalena", volvió a demostrar que los actos de partido son el escenario en el que con más desahogo devuelve al PP los cientos de bofetadas que recibió de la oposición durante sus años al frente de Fomento. "Mirad a Mayor Oreja, y si no os echáis a llorar, veréis a una persona que equipara el aborto y la pederastia", dijo. Y añadió, en uno de sus habituales arranques de torería: "Y también mirad a Aznar, que, como dice mi madre, tiene cara de lo que es, y con eso ya he dicho todo". La ovación fue de libro.

González corrigió a Álvarez, pero para hundir aún más el dedo en la llaga que ha abierto Mayor en su propio partido con sus insólitas declaraciones sobre aborto y pederastia. "No, Magdalena, no equiparó. Dijo que es más grave ejercer un derecho regulado en toda Europa que abusar de los niños y traumatizarlos para toda la vida. Ha dicho que es más grave ejercer un derecho que cometer un crimen penado en toda Europa", afirmó González, que señaló que le "aterra" el "cinismo" del PP representado por quien fue ministro del Interior de un Gobierno que no cambió la Ley del Aborto. "¿Por qué no le piden que se apee de la candidatura después de decir eso? Se sienten cómodos con él", añadió.

Apoyo a Chaves

El ex presidente aprovechó su intervención para defender a Manuel Chaves de las "infamias" que ponen en cuestión su honor, en relación con la adjudicación por parte de la Junta andaluza de una subvención a la empresa en la que trabaja su hija. "Todos ellos juntos no le llegan ni a la suela del zapato", dijo. "Ya ves, comparar a Manolo con las arenas movedizas de otros pagos", añadió, en alusión a Javier Arenas.

El ex presidente, jaleado desde su llegada, animó al voto para "compensar" la mayoría conservadora en la Comisión Europea y evitar que la UE "se llene de gente que no cree en ella". En un discurso sin apenas alusiones a Zapatero o López Aguilar, pidió el apoyo a los progresistas en las urnas para construir una Europa fuerte y unida que acepte la mano tendida de Obama, que está admitiendo que "Estados Unidos no puede salir de la crisis solo".