Archivo de Público
Martes, 2 de Junio de 2009

Fomento excluye conservar su estatua de Franco

El Ministerio pide expresamente conservar otros vestigios de la dictadura

L. DÍEZ / Ó. LÓPEZ-FONSECA ·02/06/2009 - 07:35h

Imagen de archivo de la escultura de Franco. - PETEZIN

Franco, ni en bronce. El Ministerio de Fomento no encuentra ningún motivo para conservar la estatua ecuestre del dictador de siete metros de altura que, desde que en marzo de 2005 fue retirada de las calles de Madrid, permanece arrumbada en uno de sus almacenes. Así se desprende del catálogo de símbolos franquistas elaborado por el Gobierno, y adelantado hace dos días por Público, sobre el que trabajará la Comisión Técnica de Expertos.

Este grupo de especialistas debe decidir cuáles de estos símbolos se conservan y cuáles son eliminados en aplicación de la Ley de Memoria Histórica.

Fomento incluye esta escultura del dictador en una relación de cinco objetos ligados al franquismo que se encuentran en el almacén de su Oficialía Mayor en Madrid. En el apartado de "valoración inicial", el Ministerio no hace ninguna observación sobre esta estatua, mientras que sobre los otros cuatro tres reposteros con escudos y una estructura de metal semicircular con el emblema preconstitucional pide expresamente su "conservación".

El departamento de José Blanco, con 43 símbolos, es el tercer ministerio con mayor número de huellas franquistas en sus instalaciones, sólo por detrás de los de Defensa (336) e Interior (74). También es uno de los que más abiertamente se muestra partidario de suprimirlos.

Así, para el pilar en el que aparece una inscripción conmemorativa de la inauguración por parte de Franco del Complejo de Nuevos Ministerios, en Madrid, y que se encuentra frente a la sede del departamento, pide claramente su "eliminación". Idéntico destino reclama para la placa con símbolos franquistas que aún adorna la fachada de uno de sus edificios en Manresa (Barcelona). En otros casos, se limita a reconocer el "escaso valor artístico" del vestigio, pide que se sustituya por otro elemento ornamental o, simplemente, solicita que se "oculte".

Esta actitud contrasta con la de Defensa que, como adelantó ayer este diario, ofrece retirar sólo 25 de los más de 300 símbolos franquistas que conservan sus edificios.