Archivo de Público
Lunes, 1 de Junio de 2009

Agnelli. En manos de un joven yanqui

Hace negocio con el sector inmobiliario, de servicios y finanzas y controla Fiat

SANDRA BUXADERAS ·01/06/2009 - 07:45h

John Elkann, Yaki para los amigos, se parece más al joven que con su belleza y candidez vuelve loco al protagonista de Muerte en Venecia que al heredero de la fortuna de los Agnelli. Pese a sus poco más de treinta años, melena pelirroja de artista y ojos almendrados fotocopiados de su madre poeta, es el único que mereció la aprobación del abuelo Gianni (por el camino quedó su tío Eduardo, que se suicidó tras ser arrinconado por el patriarca).

Nacido en Nueva York, tras una formación exquisita, John picó también piedra: pasó por una fábrica del grupo Fiat. Es el mejor producto de la marca Agnelli, la familia que domina la economía italiana a través de la sociedad Gianni Agnelli, que a su vez controla el grupo Fiat (facturación de 59.000 millones en 2008, el 2% del PIB italiano) a través de Exor (valorada en 3.500 millones de euros, con acciones en la Bolsa que han subido un 18% en el último mes)

Hay muchas otras grandes familias en Italia (Benetton, De Benedetti), pero ninguna con el pedigrí de estos patricios de Turín, que han sabido expandirse en ondas concéntricas hasta llegar al sector inmobiliario, los servicios y las finanzas.