Archivo de Público
Sábado, 30 de Mayo de 2009

Rajoy, de paseo con los imputados Camps y Fabra

El líder del PP insistirá lo que resta de campaña en el uso de aviones oficiales

MARÍA JESÚS GÜEMES ·30/05/2009 - 00:00h

Mariano Rajoy (en el centro) recorre las calles de Castellón flanqueado por Francisco Camps y Carlos Fabra.

En el ecuador de la campaña, Mariano Rajoy no rehúye las imágenes polémicas. Al contrario, ayer se expuso a ellas, desafiante, paseando por Castellón de la mano de dos cargos del PP con procesos judiciales abiertos: el presidente de la Generalitat, Francisco Camps y el de la Diputación provincial, Carlos Fabra.

El primero está imputado por el Tribunal Superior de Justicia de Valencia por un presunto cohecho relacionado con el caso Gürtel. El segundo "un ciudadano ejemplar", según Rajoy tiene varios frentes abiertos, al estar siendo investigado por supuestos delitos contra la Administración pública y fraude fiscal. Hace tan sólo unos días, la Fiscalía Anticorrupción solicitó para Fabra dos años de cárcel y una multa de 6.000 euros por falsedad documental.

Pero al líder del PP ni le inmutan estos datos. Rajoy quiso volver ayer a la Comunidad Valenciana para demostrar, por segunda vez en esta campaña electoral, su apoyo inquebrantable a Francisco Camps. Ya lo hizo el pasado domingo en Alicante y lo repetirá la semana que viene en un acto en la plaza de toros de Valencia.

En estos días el PP ha estado presente en esta tierra mucho más que en cualquier otro lugar, para evitar que les haga mella la corrupción. Los dirigentes de la Comunidad Valenciana están seguros de que ganarán a los socialistas de Jorge Alarte por 11 o 12 puntos. Creen que con ese resultado acallarán el asunto de los trajes y se muestran convencidos de que, al final, no habrá juicio oral. Es lo que le transmiten a Rajoy y él debe confiar en su palabra porque ya ha vinculado irremediablemente su futuro a ellos.

El anfitrión Fabra fue el primero en intervenir en un acto repleto de cargos del PP, entre los que destacaba el portavoz en Les Corts, Ricardo Costa, que está imputado por lo mismo que Camps. Se habían entretenido en el camino y había que apurar para que Rajoy entrara en los informativos. Por eso dejó al público con ganas de saber cuáles eran "las cosas importantes" que tenía previstas decir aprovechando que, por primera vez, acudían a un mitin suyo sus nietas.

"Infinito apoyo"

Fabra se limitó a dar las gracias a todos por su "infinito apoyo y lealtad" y a lanzar su porra: "Alarte 0, Camps, 1". En esa misma línea, el presidente de la Generalitat pidió "la máxima movilización posible" y cargó contra Zapatero diciendo que su agenda es la de "Moncloa, Falcon, mitin".

"Son las nueve menos cuarto y Chaves aún no ha comparecido"

Por su parte, Rajoy recurrió a la misma fórmula que utilizó en las gallegas hasta que logró la dimisión del ministro de Justicia, Mariano Fernández Bermejo. Puso fecha y hora para pedir "explicaciones" al Gobierno. "Son las nueve menos cuarto y Chaves aún no ha comparecido para explicar que subvenciones concedió".

Además, continuó avivando el enfrentamiento a cuenta del Falcon. Afirmó que era "mentira" que él en el 2003 hubiese utilizado uno. "Todo el mundo le pidió una rectificación. Era fácil hacerlo ¡Pero no! Ya lleva cinco años y le ha llegado muy pronto la prepotencia y la tozudez", denunció. Cree que al presidente del Gobierno "le ha salido el tiro por la culata" porque preguntó en Berlín, Roma y París y "el único que viaja así es él". Rajoy prometió que "a todos esos que nos quieren dar lecciones", que le van a "escuchar" toda la campaña y "después, también".