Archivo de Público
Viernes, 29 de Mayo de 2009

Los jueces de Madrid no descartan la huelga

Piden a las asociaciones hacer "más presión" sobre el Gobierno

ANA PARDO DE VERA ·29/05/2009 - 00:28h

ANA PARDO DE VERA -

Los pronósticos eran optimistas antes de la Junta de Jueces de Madrid. Pero los magistrados de la capital echaron un jarro de agua fría sobre aquellos que como el Gobierno creían que de esta reunión saldría un gesto definitivo de descarte de la huelga de jueces convocada para el 26 de junio. Todo lo contrario. Al finalizar la asamblea, los jueces madrileños emitieron un comunicado en el que constatan su "insatisfacción por los escasos avances producidos tras las negociaciones con el Ministerio de Justicia". Los magistrados instan a las asociaciones judiciales a que "mantengan las medidas de presión oportunas, incluso la huelga", para lograr las reivindicaciones.

De no surtir efecto la presión sobre el Ejecutivo, sigue el texto, esta entidad "adoptará las medidas de presión necesarias para la consecución" de las mismas. Los magistrados madrileños dan de plazo a las asociaciones hasta septiembre. Entonces, empezarían a actuar por su cuenta.

No a un pacto parlamentario

El documento de los jueces de Madrid señala varios escollos que, en su opinión, impiden el acuerdo con el Gobierno. En primer lugar, subrayan su discrepancia con el pacto parlamentario para la Reforma de la Oficina Judicial en lo relativo al control de la agenda de señalamientos de los juicios. El Congreso acordó el pasado jueves que la gestión de la agenda, que reclamaban los secretarios judiciales y los jueces, corresponda a los presidentes de Sala y de Sección.

Los magistrados entienden que es "imprescindible el mantenimiento de señalamientos de los juicios, admisión de la demanda y acumulaciones a cargo de los jueces y magistrados" en exclusiva. Al respecto, el juez decano de Madrid, Rafael Armengol, advirtió ayer de que el funcionamiento de los señalamientos "es una cuestión de técnica procesal, pero el desapoderamiento de esa competencia sería gravísimo para la independencia judicial", informa Europa Press.

Por otro lado, el texto de los jueces muestra "al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) su rechazo por el estudio realizado sobre la carga de trabajo de los Jueces". Armengol criticó que el CGPJ hiciera este estudio "deprisa y corriendo", sin "atender a los criterios objetivos de la carga real de trabajo y basándose en las limitaciones presupuestarias". Para el decano "la situación de los juzgados de Madrid está peor que en febrero, pues la situación de crisis los está colapsando".

"Seguir negociando"

Las asociaciones judiciales valoraron también para Público la Junta de Jueces de ayer. El portavoz de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), Antonio García, dijo coincidir "sustancialmente" con las conclusiones, aunque la APM espera hacer sus propias valoraciones en su Comisión Permanente el 12 de junio y "seguir negociando" con el Gobierno.

Por su parte, el portavoz de Jueces para la Democracia (JpD), Miguel Ángel Jimeno, fue muy explícito al referirse al desacuerdo en materia de señalamientos: "Es un pacto que los representantes de la soberanía popular, el Parlamento, ha hecho suyo; y nosotros lo asumimos". Por otro lado, JpD confía en que la huelga de jueces nunca más se materialice. Desde la asociación Francisco de Vitoria (FdV), su portavoz Marcelino Sexmero prefiere "esperar a la Junta General de Jueces del 8 de octubre" y, como la APM, "seguir negociando". La FdV no se descolgó formalmente como JpD de la huelga del 26 de junio, aunque es partidaria de no secundarla.