Archivo de Público
Jueves, 28 de Mayo de 2009

La querella contra Garzón, ¿"represalia" del PP o "su propia medicina"?

La admisión del Supremo de la querella contra Garzón por la causa contra el franquismo provoca un torrente de reacciones

PÚBLICO.ES / AGENCIAS ·28/05/2009 - 13:03h

La admisión a trámite de una querella por prevaricación —precepto recogido en el artículo 446 del Código Penal, que castiga al magistrado que dicta una resolución injusta a sabiendas— presentada por el sindicato de ultraderecha Manos Limpias contra el juez de la Audiencia Nacional, Baltasar Garzón, por la causa contra el franquismo, ha provocado un torrente de reacciones.

Mientras el candidato socialista a las europeas, Juan Fernando López Aguilar, considera "inaceptable" en democracia que los conservadores "amedrenten de manera sistemática" a quienes denuncian o investigan "la corrupción", el vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, ha pedido que se respete la presunción y el refundador del PP en Navarra, Jaime Ignacio del Burgo, considera que Garzón está probando "su propia medicina".

Intentos de amedrentar

El socialista López Aguilar ha culpado al PP "de amedrentar de manera sistemática, con intento de achantar, a quienes denuncian la corrupción que les afecta, intentando represaliar a los representantes del Estado de Derecho, ya sean policías, comisarios, o jueces".

"El PP trata de amedrentar de manera sistemática"

"Es lo que ha hecho con Garzón, al que ha metido una querella", ha recordado López Aguilar, quien ha señalado a continuación que la admitida a trámite ayer por el Supremo no ha sido interpuesta "exactamente por el PP, sino por una connotada agrupación ultraderechista", aunque su "inspiración es la misma".

A este asunto se ha referido también el candidato del PP en las elecciones europeas, Jaime Mayor Oreja, quien -en declaraciones a TVE- ha recalcado que se trata de un procedimiento judicial abierto y que "lo que hace falta es confirmar que nadie está al margen de la ley, y un juez tampoco".

"En ese sentido y en ese terreno, lo único que cabe es respetar, no la decisión, sino el procedimiento y las consecuencias finales que pueda tener esa sentencia", ha añadido Mayor Oreja.

Las medicinas de Garzón

Ante la decisión del Supremo, Del Burgo ha considerado que el juez está probando "su propia medicina", y le ha instado a apartarse hasta que el Supremo decida si la imputación es o no definitiva.

Del Burgo ha destacado que a Garzón le ampara la presunción de inocencia, si bien apuntó que la apertura de un procedimiento en su contra por prevaricación es una decisión "muy severa" que debería llevarle a quedar en suspenso hasta que el Alto Tribunal decida si archiva o no la causa.

El ex parlamentario navarro recordó que en su momento la actuación del citado magistrado en relación con el franquismo era "manifiestaente arbitraria" y que, de hecho, hubo advertencias "claras" por parte de la Fiscalía de que "se estaba metiendo en un berenjenal jurídico" y que "no tenía ninguna facultad para iniciar ningún procedimiento".

De quedar esto demostrado, Del Burgo cree que habría motivos suficientes para que la querella de Manos Limpias siga su curso.

Presumir la inocencia

Por su parte, Cobo ha pedido a los ciudadanos y a los medios de comunicación que no hagan juicios apriorísticos con respecto a Garzón, y ha recordado que en democracia hay que presumir siempre la inocencia de todos.

"Hay que presumir siempre la inocencia de las personas"

La 'mano derecha' del alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, ha subrrayado que "en el caso del juez Garzón, como en cualquier otro, hay que presumir siempre la inocencia de las personas contra las que se abre un procedimiento".

"Todos los ciudadanos estamos sometidos al imperio de la ley, como él mismo (Garzón) ha dicho. Pero estamos acostumbrados, y lo hemos visto últimamente en muchas ocasiones, y lo digo tanto por mis compañeros de partido como de otros (partidos), a estas condenas apriorísticas, que van justo en contra de esas cosas que yo aprendí cuando estudiaba derecho", criticó.