Archivo de Público
Martes, 26 de Mayo de 2009

El juez Regadera deja el decanato de Barcelona

Protagonizó con su esposa un caso de violencia de género

ALBERT MARTÍN VIDAL ·26/05/2009 - 08:00h

MANU FERNÁNDEZ - José Manuel Regadera, el pasado 3 de abril, a la salida del juzgado.

Atendió con brevedad a los medios tras prestar declaración por un presunto caso de violencia de género, con arañazos en la cara y la voz quebrada. Era el 3 de abril y personas próximas a su entorno afirmaban que le veían hundido. Siete semanas después, José Manuel Regadera, juez decano de Barcelona, se ha visto forzado a presentar finalmente su renuncia al cargo.

Regadera ha comunicado su decisión al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), que estudiará si acepta una renuncia que ha de publicarse en el Boletín Oficial del Estado (BOE). El aún juez decano ha remitido una carta a los jueces de Barcelona explicando las razones por las que deja el cargo, entre las que destaca la "pérdida de confianza" que ha percibido en sus compañeros.

La pasada semana, 18 de los 33 jueces de instrucción de la capital catalana firmaron una carta en la que solicitaban al decano su "inmediata dimisión" ante la situación procesal en que está envuelto y "en aras a la defensa del principio de transparencia".

Regadera ha considerado oportuno dimitir después de recibir esta carta, porque "pese a ser muy minoritaria la petición, es suficiente para renunciar a la representación de los jueces de Barcelona", según explica en la misiva que ha enviado a los casi 200 jueces que ejercen en Barcelona. "Siempre he tratado de representarlos por igual con la máxima dignidad, la que se merece la carrera judicial", añade Regadera en su texto.

Esta dimisión se había dado por hecha en ámbitos judiciales tras la confusa trifulca que protagonizó con quien entonces era su mujer, María Rosa I. M., y que se saldó con un cruce de denuncias. El fiscal pidió nueve meses y un día para Regadera, y siete meses y 15 días para su esposa por sendos delitos de lesiones en el ámbito doméstico.

Periodo de reflexión

Pero Regadera no dimitió. Comunicó que meditaría la posibilidad de presentar su renuncia pero no tomó medida alguna. Parecía que ya se había convencido de que lo ocurrido con su ex mujer era "una mera discusión conyugal" ajena a su cargo. Sin embargo, la carta de sus compañeros y las declaraciones de la consellera de Justícia de la Generalitat, Montserrat Turaquien expresaba sus dudas respecto a la continuidad del juez, han acabado porconvencerle.

Regadera dirigió el Juzgado de Primera Instancia número 21 de Barcelona durante 12 años antes de ser elegido juez decano de la capital catalana, en 2008, cuando se impuso por un solo voto a su predecesora, María Sanahuja, de Jueces por la Democracia. Regadera fue el candidato de la conservadora Asociación Profesional de la Magistratura (APM) y se benefició de la división en el voto entre los jueces progresistas.

El juez ha pedido la plaza de magistrado que le corresponde en la Audiencia de Barcelona, pero su futuro depende del juicio que afrontará como imputado en septiembre. De ser condenado, y según el reglamento del CGPJ, podría verse obligado a abandonar la carrera judicial de forma definitiva.

 

Piden 20 años para un hombre que mató a su esposa

El fiscal pide 20 años y medio de prisión para un hombre acusado de haber asesinado a su mujer, tras una discusión, arrojándola por la ventana del piso de Vilafranca del Penedès (Barcelona) donde vivían. El Ministerio Público acusa al procesado de otro delito de violencia de género por considerar probado que tres meses antes del crimen golpeó a su mujer en la cara y otras partes del cuerpo. Tras el crimen, Leonardo T. admitió ante la Guardia Civil haber arrojado a su esposa por la ventana. Ayer, durante el juicio, rechazó este extremo, al afirmar que estaba ebrio cuando fue interrogado.