Archivo de Público
Lunes, 25 de Mayo de 2009

El 60% suspende la gestión de Rajoy

Sólo uno de cada cinco españoles confía en el líder del PP. Zapatero también empeora sus cifras y de nuevo son minoría quienes aprueban su trabajo

PÚBLICO ·25/05/2009 - 08:19h

Ni Rajoy ni Zapatero han salido bien parados en el último mes. Los líderes de los dos principales partidos carecen tanto de la confianza de los españoles como de su aprobación. Y, además, retroceden en ambos apartados.

Después de perder dos puntos en el crédito de los encuestados, sólo algo más del 30% sigue depositando sus esperanzas en el presidente. Aumenta como consecuencia el porcentaje de quienes confiesan poca o ninguna confianza en Zapatero. Son ya más de dos tercios de la población.

El desplome de la confianza en Rajoy se debe en parte a los suyos

Peor aún anda el crédito de Rajoy. Menos del 20% de los españoles demuestra bastante o mucha confianza en el líder del PP. En sólo un mes, el dirigente conservador ha perdido más de cuatro puntos.

El desplome de Rajoy se debe en gran parte a las suspicacias que despierta entre sus propios votantes. Son casi los mismos quienes confían en su presidente que quienes no lo hacen.

La gestión del líder de la oposición tampoco despierta grandes entusiasmos entre los suyos. Más de la cuarta parte la suspende. En el conjunto de los votantes, la situación es aún más grave, sólo un cuarto la aprueba. El 60,7%, no.

Los socialistas siguen siendo líderes en el terreno de las simpatías

Aunque ligeramente mejores, el reconocimiento de la gestión de Zapatero tampoco es para tirar cohetes. Desde octubre de 2008 no dejan de aumentar quienes suspenden su trabajo al frente del Ejecutivo y se acercan al 50%. Algo menos de cuatro de cada diez están satisfechos con él.

Se dispara el rechazo al PP

En el último mes los conservadores han aumentando significativamente sus detractores. Un 34,1% de los españoles, tres puntos más que en abril, rechaza cualquier posibilidad de votar al PP. Es el dato más alto desde el verano pasado. Muy lejos de los conservadores están el PSOE e IU. Un 18,7% se niega a votar a los socialistas, mientras que el 15,1% nunca lo haría por la formación de Cayo Lara.

El cambio del PP apenas se refleja, sin embargo, en el campo de las simpatías. Un 22,4%, poco menos que el mes pasado, manifiesta su cercanía a los conservadores. En este terreno siguen siendo líderes absolutos los socialistas. Un 30,6% de los españoles confiesa sintonía con el PSOE. Un significativo 27,4% de los votantes asegura no tener simpatía por ningún partido.

Los socialistas no recuperan su suelo electoral

Menos fugas al PP
Desde hace meses, el PSOE mantiene niveles muy bajos de fidelidad electoral. Sólo el 69% de quienes eligieron su papeleta en 2008 volverían a hacerlo a día de hoy. Además, aunque menos que en abril, sigue siendo alto el porcentaje de quienes huirían al PP, el 5%. Un 15% está indeciso y el 6% optaría por la abstención.

Upyd, el mayor rival del PP
Al contrario que el PSOE, los conservadores siguen teniendo bien atados a sus votantes, un 84% repetiría voto. Además, consiguen eliminar las fugas hacia los socialistas de los últimos meses. Sólo un partido rivaliza de forma mínima con el PP por sus votantes. De celebrarse elecciones mañana, dos de cada cien elegirían la papeleta del partido que lidera Rosa Díez.