Archivo de Público
Domingo, 24 de Mayo de 2009

San Siro despide a su gran capitán

Paolo Maldini se despide de su afición tras 24 años como profesional y 26 títulos a sus espaldas

AGENCIAS ·24/05/2009 - 18:14h

REUTERS - El milanista Paolo Maldini se ha despedido hoy de la afición de San Siro en su último partido en este estadio.

A punto de cumplir los cuarenta y un años, martilleado por las lesiones producto de una larga y brillante carrera profesional, batiendo casi todos los récords de presencias y con casi todos los títulos posibles en su haber y admirado por todos, Il Bello Paolo Maldini, Il Capitano, ha colgado hoy las botas en San Siro.

El fútbol, desde luego, está hoy triste con la retirada de un jugador ejemplar, dentro y fuera de los terrenos de juego, de un estandarte del fútbol mundial, no sólo italiano, de quien para muchos es, y ha sido, el mejor lateral izquierdo de la historia.

Muchos apostarán por nombres como el brasileño Roberto Carlos o como el también italiano Antonio Cabrini, el otro "bello" del fútbol transalpino, y por otros más, como mejor defensa zurdo de la historia. Pero Maldini les supera en carisma, en números, en logros, en su faceta de gran líder de un vestuario.

Más de 900 partidos oficiales y 24 años de carrera avalan al mito milanista

Y es que Paolo Maldini, nacido el 26 de junio de 1968, ha logrado a lo largo de sus 24 años de carrera en la máxima categoría que su apellido sea unido a su nombre y no al de su padre, Césare, una vieja gloria del Milán, del fútbol italiano, que llegó a dirigir a su hijo incluso en la selección.

No en vano, cuando Paolo llegó a la Primera división, con un debut el 20 de enero de 1985, con 16 años y siete meses, se le conocía como el "hijo de Césare". Ahora, 901 partidos oficiales después con la camiseta del Milán, el Césare quien es conocido como el "padre de Paolo".

Desde su debut oficial en el Milán, en terreno del Udinese, donde curiosamente actúo como lateral derecho siendo zurdo nato, hasta hoy, habiendo cumplido los 900 partidos como milanista el pasado fin de semana justo también en Udine, Maldini ha ganado casi todo.

Su primer partido en competición internacional fue el 18 de septiembre de 1985, en el Auxerre-Milán (3-1).

26 títulos a sus espaldas

Ha conquistado con el Milán 26 títulos: 7 ligas nacionales, 5 Copas de Europa/Liga de Campeones, 2 Copas Intercontinentales, 5 Supercopas de Europa, 1 Copa de Italia, 5 Supercopas Italianas y 1 mundial de clubes.

Pero en su carrera deportiva le han faltado tres logros: el mundial y la Eurocopa con su selección, y no haber recibido nunca el "Balón de Oro" como mejor futbolista del año. Grandes injusticias.

Y la verdad es que con la selección, con la que debutó el 31 de marzo de 1988 (con 19 años y nueve meses) en el partido Yugoslavia-Italia (1-1), jugado en Split, estuvo muy cerca de alzar la Copa del Mundo de Estados Unidos 1994. Cayó en la final, desde la tanda de penaltis, ante Brasil.

Maldini lo ha ganado casi todo, menos el Mundial, la Eurocopa y el Balón de Oro

Luego, en 2006, cuando Italia alzó su tercera Copa del Mundo en Alemania, el "Gran Capitán" ya se había retirado de la selección, pese a la insistencia del seleccionador Marcello Lippi en contar con él.

El Balón de Oro también lo tuvo cerca, pues fue tercero en 1994 y 2003. Le perjudicó ser defensa, como también le pasó a Baresi, en las votaciones de los "expertos" de la revista francesa que concede el galardón anualmente.

A sus grandes logros deportivos, a sus facultades, garra, colocación sobre un terreno de juego, Maldini ha unido siempre su saber estar fuera de ellos; algo que muchos otros "grandes" del fútbol no han conseguido.

Se le han ofrecido grandes cifras para que su buena imagen sea una especie de "Beckham a la italiana", pues no en vano durante muchos años en las más variadas encuestas ha sido votado como el "más deseado por las italianas". Pero nunca ha aceptado ni deseado entrar en "circos mediáticos o publicitarios" algunos.

Lágrimas en San Siro

Ahora, tras padecer en los últimos años graves lesiones de rodilla que estuvieron muy cerca de alejarle de los terrenos de juego en las dos pasadas campañas, Maldini ya dice adiós al fútbol como jugador.

Hoy, de momento, se ha despedido de su afición, del milanés estadio de San Siro, su casa. Las lágrimas se le han saltado, no sólo a él; y no podía ser menos. Fue una despedida amarga, ya que la Roma ganó por 3-2, lo que hace que la Juventus empate a puntos con el conjunto milanista.

Dentro de una semana, en Florencia, en la última jornada liguera 29008/09, Paolo Maldini "colgará las botas" definitivamente y entrará en el Olímpico de los "ex". De los grandes futbolistas que han marcado época, de los mitos, de los ídolos.