Archivo de Público
Sábado, 23 de Mayo de 2009

Merkel fantasea con gobernar sin los socialdemócratas

Köhler, candidato de conservadores y liberales, fue reelegido ayer como presidente de Alemania.

GUILLEM SANS MORA ·23/05/2009 - 22:00h

EFE - La puerta de Brandenburgo congregó a más de 600.000 asistentes para festejar el 60 aniversario de la creación de la República Federal.

Horst Köhler seguirá siendo el presidente de Alemania hasta 2014. El candidato de los conservadores y liberales a la jefatura del Estado obtuvo este sábado una ajustada mayoría absoluta en la Asamblea Federal. Su elección refuerza el liderazgo de la democristiana Angela Merkel como presidenta de su partido y al frente del Gobierno. La canciller dijo que ayer "no fue un mal día" en el camino hacia su objetivo político para las elecciones federales del próximo 27 de septiembre: romper la gran coalición con el Partido Socialdemócrata Alemán (SPD) y formar Gobierno con sus tradicionales aliados liberales del Partido Libre Democrático (FDP).

Pero el objetivo de coalición de Merkel es de momento una fantasía, porque las encuestas sugieren cuatro años más de gran coalición como desenlace más probable.

La elección de Köhler refuerza el liderazgo de la democristiana

Köhler obtuvo 613 votos, uno menos de los que tenían los partidos que le apoyaban: la Unión Demócrata Cristiana (CDU), sus aliados bávaros de la Unión Social Cristiana (CSU), el FDP y la plataforma Electores Libres de Baviera. La candidata de los socialdemócratas, la politóloga Gesine Schwan, acumuló 503 papeletas, once menos de los que sumaban sus valedores, SPD y Los Verdes.

El partido Die Linke (La Izquierda), fusión de los antiguos comunistas del este con una escisión del SPD, presentó a su propio candidato, Peter Sodann. Este actor, el comisario protagonista de la serie policíaca más popular de la televisión pública, cosechó duras críticas por decir en un debate sobre la crisis que él metería en la cárcel al presidente de Deutsche Bank. Sodann obtuvo 91 votos, dos más de los que sumaba Die Linke en la Asamblea Federal.

El triunfo de la candidata del SPD, la profesora universitaria Gesine Schwan, hubiera sido incómodo tanto para Merkel como para su rival socialdemócrata, el ministro de Asuntos Exteriores Frank-Walter Steinmeier. Merkel hubiera visto cuestionado su liderazgo, y Steinmeier afrontaría un debate sobre una posible coalición entre el SPD, los verdes y Die Linke, partido demonizado por los socialdemócratas. Conservadores y liberales dirían que no es creíble la promesa de Steinmeier de no aliarse con Die Linke a nivel federal bajo ningún concepto. Por eso, el presidente del SPD, Frank Müntefering, subrayó que "esta votación no tiene nada que ver con las elecciones federales".

Los partidos miden sus fuerzas para las legislativas de septiembre

Dilema para el SPD

El dilema se agudizará para el SPD en dos de las tres elecciones regionales que precederán a las de septiembre. En el Sarre y Sajonia, los socialdemócratas tendrán que decidirse el 30 de agosto entre una gran coalición como socios menores de la CDU o una alianza con Die Linke que les permitiría nombrar al primer ministro. La incoherencia del SPD en su política de alianzas con Die Linke ("sí" en los municipios y en los Länder, y "no" en el Gobierno Federal) se ha convertido en una de sus principales debilidades.

Conservadores y liberales, en cambio, lo tienen más claro. Este sábado sólo fue necesaria una votación para reelegir a Köhler. La jornada terminó así con el resultado más previsible. Pero más que una señal positiva para una coalición de Merkel con el FDP a partir de septiembre, la reelección de Köhler sugiere más bien que la canciller seguirá capitaneando una gran coalición en la próxima legislatura.