Archivo de Público
Sábado, 23 de Mayo de 2009

Pasabán no tendrá problemas para ir en otoño al Sisha Pangma

EFE ·23/05/2009 - 15:07h

EFE - La alpinista vasca Edurne Pasaban atiende a los medios de comunicación a su llegada al aeropuerto de Barajas procedente de Nepal, donde coronó el pico Kangchenjunga, el que es su duodécimo "ochomil".

La montañera española Edurne Pasaban no tendrá problemas para intentar el próximo otoño la ascensión al Sisha Pangma (8.027 metros), la que supondría su decimotercer ochomil, tras ser reconocida en el Hospital MAZ de Zaragoza de las lesiones que sufrió en el Kangchenjunga (8.586).

Pasaban llegó a la capital aragonesa la pasada madrugada junto a su compañero de ascensión Alex Chicón y fue atendida por el doctor Ricardo Arregui, quien señaló que ambos presentan "un buen estado general, aunque están muy cansados tanto física como anímicamente" y afirmó que "el pronóstico es bueno y tendrán una recuperación íntegra de todas las lesiones".

Al respecto de las quemaduras por hipotermia, Arregui se mostró bastante optimista porque solo presenta "congelaciones superficiales en las manos, y lo que más nos preocupa es la del primer dedo de la mano derecha en el pulpejo que es más profunda y de segundo grado".

En los pies recordó las amputaciones que fue necesario realizarle a la montañera guipuzcoana tras la ascensión al K-2 en 2004 (8.611), aunque en esta ocasión menos graves y las clasificó como "de segundo grado superficial".

Sobre Alex Chicón indicó que presentaba un menor deterioro en las congelaciones "muy superficiales" de las manos, y sin embargo los pies están más afectados "sobre todo el derecho con lesiones de segundo grado en el primer y segundo dedo".

Para el doctor Arregui los problemas que sufrió Pasabán tras hollar la cima del Kangchenjunga y en el descenso hacia el campo base fueron "derivados de la traqueobronquitis" que sufre y de la que varios miembros de la expedición de 'Al Filo de lo imposible' ya tuvieron síntomas en el inicio del ascenso.

También subrayó que la tolosana "está con nosotros" gracias a haber contado con un equipo para la ascensión "poderoso que ha ayudado a sacarla antes de una situación difícil" porque "en 'Al filo de lo imposible' todos se la juegan para que todos bajen".

Por su parte, Carmen Portella, directora del programa de televisión española, recordó los avatares de la expedición y que en el momento en el que supieron que empezaba a tener problemas después de hacer cumbre y estaba en el campo IV ya empezaron a realizar todas las gestiones "para hacer la evacuación en cuanto llegase al campo base".