Archivo de Público
Sábado, 23 de Mayo de 2009

Saberi: "Estoy feliz de volver a Estados Unidos"

La periodista estadounidense que estuvo cuatro meses encarcelada en Irán acusada de espionaje, Roxana Saberi, regresa a casa

EFE ·23/05/2009 - 11:50h

Roxana Saberí regresa feliz a EEUU después de pasar cuatro meses encarcelada en Irán acusada de espionaje. REUTERS

La periodista estadounidense de origen iraní, Roxana Saberi, que estuvo 4 meses en una prisión en Teherán acusada de espionaje, ha llegado EEUU después de unos días de descanso en Viena (Austria) tras su liberación.

"Estoy feliz de volver a Estados Unidos", dijo la periodista a su llegada al Aeropuerto Internacional de Dulles, a las afueras de Washington DC.

Saberi abandonó la prisión de Evin el pasado 11 de mayo y ha estado una semana con sus padres, su hermano y un amigo de la familia en Austria.

"Me gustaría agradecer a las organizaciones de derechos humanos y a aquellos que han mantenido mi historia viva para presionar por mi liberación", dijo Saberi.

Por su parte, el portavoz del Departamento de Estado, Ian Kelly, confirmó por la mañana que Saberi llegaría hoy a Estados Unidos y manifestó su satisfacción por su vuelta a casa.

"Estamos muy contentos por ella y su familia. Han pasado por una experiencia tremendamente difícil ", dijo Kelly.

"Me gustaría dar las gracias a las organizaciones de derechos humanos"

Según la prensa local, Saberi pasará unos días en la capital estadounidense antes de volver a la casa familiar, en el estado de Dakota del Norte.

Saberi, de 32 años, fue arrestada a finales de enero supuestamente por seguir trabajando en la República islámica después de que sus credenciales hubieran expirado.

Cien días de prisión injustificada

La periodista fue condenada el mes pasado con cargos de espionaje, en un juicio de un día que fue cerrado al público, a ocho años de prisión tras ser acusada de espiar para los Estados Unidos.

Desde su detención, sus padres comenzaron una campaña internacional para su liberación y Estados Unidos recurrió a las acciones diplomáicas a través de la embajada de Suiza para lograr su liberación.

Suiza representa los intereses de los estadounidenses en el país árabe puesto que, al no tener relaciones diplomáticas con Irán, Estados Unidos no tiene embajada en Teherán.

Saberi, hija de padre iraní y madre japonesa, llegó a Teherán hace seis años y, desde entonces, trabajó como freelance para medios británicos y estadounidenses de prestigio como la cadena BBC o Fox News.

La periodista se hallaba en Irán recopilando información para escribir un libro y tenía pensado volver a Estados Unidos, ya que las autoridades iraníes le revocaron sus credenciales de prensa.