Archivo de Público
Viernes, 22 de Mayo de 2009

Órdago del Real Madrid ante el DKV por las semifinales y la Euroliga

EFE ·22/05/2009 - 11:47h

EFE - El pívot francés del DKV Joventut Jerome Moiso (i) es defendido por el ala-pívot del Real Madrid Felipe Reyes, durante el primer partido del Play Off Final de la ACB, disputado el día 16 en el Palacio Vistalegre.

Real Madrid y DKV Joventut se juegan, en el tercer y definitivo partido de la eliminatoria, estar presentes en las semifinales de la Liga ACB y, en el caso de los locales, su participación en la próxima Euroliga, con lo que el choque se presenta como un auténtico órdago.

"En ningún momento nos hemos planteado que éste sea el último partido de la temporada". Son palabras del capitán del Real Madrid, Felipe Reyes, sentando las bases de lo que quieren que sea el choque: "No podemos relajarnos en ningún momento y debemos jugar siempre en equipo".

Defensa y contraataque son los puntos fuertes del Madrid y fueron una de las claves del primer partido. Algo que quieren volver a repetir en Vistalegre, que puede ser el factor que desequilibre la balanza. "Tenemos un poco de ventaja porque contaremos con el apoyo de la afición, algo muy importante a estas alturas", palabras del capitán.

La superioridad en altura de los pívots verdinegros preocupa, de ahí la incidencia del entrenador, Joan Plaza, en ser sólidos atrás, lo que, además, puede ser fundamental a la hora de salir al contragolpe. "Si no podemos correr, tenemos que estar tranquilos en ataque y no precipitarnos", apuntó Reyes.

El tiro de tres puntos será otra de las claves. Los verdinegros estuvieron especialmente negados en el primer partido, jugado el pasado sábado, y el Madrid necesita puntualmente de canastas triples para no salirse del encuentro.

"Somos conscientes de que podemos hacerlo muy bien y de que también podemos hacerlo mal si nos relajamos. Estamos en el momento crucial de la temporada y debemos mostrar nuestra mejor cara. No hay otra opción", dijo Reyes.

El factor Ricky Rubio no quita el sueño a los jugadores del Real Madrid. Joan Plaza se ha encargado de que sus hombres no se obsesionen con el base de la Penya. Su defensor contará con ayudas del resto, pero sin descuidar a los demás, evitando pases doblados y asistencias, porque "el Joventut tiene un gran equipo", como observó Felipe Reyes.

En Vistalegre, el Real Madrid tiene que echar un órdago y ganarlo para seguir vivo y en semifinales. No tiene otra opción.