Archivo de Público
Viernes, 30 de Noviembre de 2007

La juez decidirá hoy la situación legal de los detenidos por abortos ilegales en Barcelona

El fiscal del caso ha solicitado prisión para los detenidos por lo que hoy la juez deberá tener en cuenta esta valoración a la hora de decidir si envía a la cárcel a estas seis personas

EFE ·30/11/2007 - 10:05h

La Guardia Urbana abre paso a uno de los vehículos de la Guardia Civil que trasladaron ayer al juzgado número 33 de Barcelona a los seis detenidos. EFE/Andreu Dalmau

La juez decidirá esta mañana sobre la situación legal de los seis detenidos por practicar presuntamente abortos ilegales en varias clínicas de Barcelona, después de declarar durante todo el día de ayer y hasta la madrugada de hoy en el juzgado de instrucción número 33, que investiga el caso.

Los seis detenidos pasaron a disposición judicial a primera hora de la mañana de ayer y la juez instructora les fue tomando declaración de forma casi ininterrumpida en las dependencias de los juzgados de guardia de Barcelona durante todo el día y hasta aproximadamente las 02:00 horas de hoy.

El fiscal del caso ha solicitado prisión para los detenidos por lo que hoy la juez deberá tener en cuenta esta valoración a la hora de decidir si envía a prisión a estas seis personas.

El caso está bajo el secreto de sumario, recordó ayer la propia jueza instructora mediante un comunicado a la prensa, pero este hecho no ha impedido que durante todo el día y hasta la madrugada varios periodistas se relevasen haciendo guardia ante los juzgados para tratar de conocer de primera mano la decisión de la juez y los detalles de las declaraciones.

Entre las personas detenidas que han pasado a disposición judicial se encuentra el director de las clínicas del grupo Ginemedex-TCB, Carlos Morín, su esposa y los máximos responsables de las cuatro clínicas implicadas en los presuntos abortos ilegales (TBC, Emece, Ginemedex y Fundación Morín), situadas en el barrio de Tres Torres, en la parte alta de la capital catalana.

La investigación, dirigida por la Fiscalía del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) y el juzgado de instrucción contra estas clínicas, se basa en "una supuesta práctica reiterada de interrupciones voluntarias del embarazo radicalmente fuera de los supuestos permitidos por la legislación".