Archivo de Público
Viernes, 22 de Mayo de 2009

El PSOE pide el voto con "la credibilidad" que le da estar a la vanguardia de la UE

EFE ·22/05/2009 - 01:20h

EFE - El cabeza de lista por el PSOE al Parlamento Europeo, Juan Fernando López Aguilar (c), la secretaria de Organización de los socialistas, Leire Pajín (i) y el secretario general de los socialistas madrileños, Tomás Gómez (2d), durante el acto de apertura de la campaña para las elecciones europeas del próximo 7 de junio.

El cabeza de lista del PSOE a las elecciones europeas, Juan Fernando López Aguilar, ha pedido hoy el voto para los socialistas con "la credibilidad" que, a su juicio, les da "estar a la vanguardia de la Unión Europea", y la instado a Mariano Rajoy a que "aprenda a leer el veredicto de las urnas".

Durante la "pegada simbólica" de carteles con la que ha arrancado a las 00.00 horas la campaña para los comicios del 7 de junio, López Aguilar ha estado arropado por un millar de personas y por el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, y la secretaria de Organización del partido, Leire Pajín, entre otros.

Pero los protagonistas involuntarios han sido un grupo de antisistema, que han intentado boicotear el mitin con gritos y gestos amenazantes, hasta que han sido expulsados del recinto donde se celebraba el acto por medio centenar de simpatizantes del PSOE.

López Aguilar ha criticado la expresión del líder del PP en el pasado debate sobre el estado de la nación, cuando dijo que los diputados socialistas no sabían leer, y ha emplazado a Mariano Rajoy a que él aprenda a leer el veredicto de las urnas cuando le ponen en la oposición.

Con anterioridad ha intervenido José Blanco, quien ha llamado "vagos" al candidato del PP, Jaime Mayor Oreja, y al segundo en la lista, Luis de Grandes, aunque ha precisado con ironía que no se atrevía a llamar vago a su paisano, Mariano Rajoy.

También ha arremetido duramente contra el PP, la derecha más reaccionaria de Europa -ha dicho-, que presenta al candidato más "anticuado", en alusión a Mayor Oreja, y se ha quejado: "Quieren que nadie controle sus negocios, pero ellos quieren controlar nuestras vidas".