Archivo de Público
Jueves, 21 de Mayo de 2009

Justicia vuelve a reunirse hoy con los jueces, que mantienen la huelga

EFE ·21/05/2009 - 07:16h

EFE - El ministro de Justicia, Francisco Caamaño. EFE/Archivo

Las asociaciones judiciales y el Ministerio de Justicia celebrarán hoy la que, en principio, es la última reunión convocada dentro de la ronda de negociaciones abierta con el Gobierno, que hasta ahora no ha servido para que los jueces retiren la amenaza de una posible huelga el 26 de junio.

De cara a la reunión de hoy, las asociaciones barajan tres posibilidades: que se consiga cerrar un acuerdo, que por el contrario se llegue a un punto muerto en el que la negociación quede bloqueada, o que decidan darse un margen más y convocar nuevos encuentros con el fin lograr un resultado que satisfaga a ambas partes.

Jose Antonio Ballesteros, representante de la Asociación Profesional de la Magistratura (APM), mayoritaria en la carrera judicial, ha explicado que las cuatro asociaciones judiciales se reúnen esta tarde antes del encuentro que hoy mantendrán con el Ministerio.

Ballesteros ha expresado su confianza en seguir negociando con Justicia y en que "haya signos" de avance para poder evitar ir a la huelga.

No obstante, el representante de la APM ha considerado que en caso de que hoy no se alcanzara un acuerdo en la última de las reuniones fijadas, todavía hay plazo para conseguirlo antes del paro convocado para el próximo 26 de junio.

Por su parte, el portavoz del Foro Judicial Independiente (FJI), Conrado Gallardo, reconoce que la retirada de la huelga anunciada para junio puede depender en parte del resultado de la reunión de hoy.

"Si el Ministerio no se muestra dispuesto a llegar a acuerdos tendríamos que pensar en la convocatoria formal de la huelga", ha indicado.

En este sentido, el portavoz del FJI -una de las asociaciones convocantes de la huelga del pasado 18 de febrero- ha asegurado que la falta de acuerdo en algunos temas ha provocado ya cierto "agotamiento" en la carrera judicial y algunos "movimientos" en favor de nuevas protestas.

La facultad de señalar la fecha y hora de los juicios, que los jueces desean mantener pese a que la reforma procesal del Gobierno atribuye los secretarios judiciales, ha sido hasta ahora uno de los principales obstáculos en las negociaciones con el Ejecutivo.

En este punto, el Gobierno ha planteado una fórmula intermedia en la que, aunque el secretario judicial fije la fecha de las vistas, sea el juez quien decida finalmente en caso de conflicto.

Ballesteros espera que Justicia cambie algunas posturas al igual que ha ocurrido con la agenda de señalamientos, asunto en el que -ha dicho- se ha avanzado mucho aunque es necesario "el sprint final".

Otra de las peticiones de las asociaciones a las que el Ministerio se resiste es la demanda de un plan que contemple el aumento de 300 plazas de jueces anuales durante cinco años, el mínimo necesario, según Gallardo, para que la Justicia empiece a mejorar.

Para el Ministerio, sin embargo, las negociaciones han arrojado ya un "resultado satisfactorio", tal y como destacó ayer en el Senado el titular de Justicia, Francisco Caamaño, quien resaltó algunos acuerdos alcanzados, como la supresión del traslado forzoso por ascenso o la creación de la figura del juez de adscripción territorial.

En cualquier caso, las asociaciones confían en que hoy, si no se logra un acuerdo definitivo, al menos se amplíe el plazo de las negociaciones y no se llegue a estancamiento por la incapacidad de acercar posiciones entre ambas partes.