Archivo de Público
Jueves, 21 de Mayo de 2009

El presidente de Honduras, acusado de amenazar de muerte

El presidente del Parlamento le acusa, además, de ser "un trastornado que quiere quedarse con el poder del país"

EFE ·21/05/2009 - 01:10h

El presidente de El Salvador, Elias Antonio Saca (d), posa con su homólogo de Honduras, Manuel Zelaya (i). EFE

El presidente del Parlamento de Honduras, Roberto Micheletti, ha denunciado que ha recibido amenazas de muerte, de las que responsabilizó "al poder Ejecutivo". La denuncia se produjo en plena sesión del Parlamento de Honduras, mientras que el presidente de este país, Manuel Zelaya, se encuentra en Nicaragua participando en una cumbre de gobernantes de Centroamérica.

Además, Micheletti acusó al presidente Zelaya, sin citarlo por su nombre, de ser "un trastornado que quiere quedarse con el poder del país", cuando cese el 27 de enero de 2010. Micheletti dijo que tres ciudadanos hondureños: un miembro del Ministerio Público, un empresario, a quienes no identificó, y él, han sido amenazados de muerte.

"Yo aquí públicamente responsabilizo al poder Ejecutivo si algo me pasase a mí o a mi familia, a mis hijos o a mi esposa, porque ya basta, porque yo creo que nosotros no tenemos por qué estar sufriendo situaciones de aspiraciones de un trastornado que quiere quedarse con el poder del país", expresó el titular del Legislativo en alusión a Zelaya.

Reformas en la Constitución

Las supuestas pretensiones de continuismo de Zelaya han surgido a raíz de una iniciativa del gobernante, de consultarle a los hondureños si quieren una Asamblea Nacional Constituyente para reformar la actual Carta Magna.

La consulta se haría en una cuarta urna en los comicios generales del 29 de noviembre próximo, cuando se elegirá presidente, diputados y alcaldes, pero según diversos sectores, incluso del mismo Partido Liberal, en el Gobierno, Zelaya lo que pretende es el continuismo, lo que el presidente ha negado en varias ocasiones.

Micheletti agregó que "esto ya es suficiente" y denunció que ha sido informado de que se ha contratado, al parecer por parte del Ejecutivo, "a un individuo para que nos haga el correspondiente asesinato".

"Miedo a nada"

Micheletti, ex precandidato presidencial por el Partido Liberal de Honduras, también dijo que no tiene "miedo a nada", que seguirá con la gente que ha estado tratando de proteger su vida, y le dijo al ministro de Seguridad, Jorge Rodas, que "ya no le tengo confianza".

A Rodas también le pidió que "retire" al soldado o policía asignado para que le brinde seguridad en su casa, "porque no me están dando seguridad, me están dando preocupaciones".

"Yo lo hago y lo denuncio estando vivo, no quiero que después aparezca un vídeo; lo hago hoy aquí, frente al pueblo y qué mejor que ante los hombres y mujeres que ha escogido Honduras para que los representen", recalcó Micheletti, recordando al abogado guatemalteco Rodrigo Rosenberg, asesinado el pasado 10 de mayo en su país, quien dejó una grabación en la que implicó en su muerte al presidente Álvaro Colom.

Delirio por "fiebre porcina"

Las acusaciones de Micheletti se dieron un día después de que el director de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL), Raúl Valladares, también ex secretario privado de Manuel Zelaya, acusó al titular del Parlamento de difamación.

Según Valladares, Micheletti es el responsable intelectual de una campaña en su contra a través de Internet, en la que se denuncia un supuesto enriquecimiento ilícito millonario del titular de CONATEL.

Valladares, quien expresó que todos sus bienes son legales, hizo la denuncia contra Micheletti en la Casa Presidencial, acompañado del ministro de Seguridad, y a través de la televisión del Estado.

Por su parte, desde Managua, el gobernante hondureño, Manuel Zelaya, desestimó la denuncia hecha por Micheletti, y lo achacó a un delirio por "fiebre porcina". "Quienes hacen esas denuncias tienen fiebre porcina y están delirando", dijo Zelaya en Managua, donde participa en una cumbre de gobernantes de Centroamérica.