Archivo de Público
Miércoles, 20 de Mayo de 2009

Francisco Camps declara hoy como imputado por el caso 'Gürtel' "con ganas, ilusión y fuerza"

El presidente de la Comunidad Valenciana volvió a recibir anoche el apoyo entusiasta de los suyos

AGENCIAS ·20/05/2009 - 09:08h

EFE - El presidente de la Generalitat, Francisco Camps, durante la visita que realizó ayer a las obras del nuevo Hospital La Fe de Valencia.

El presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, afronta uno de los momentos más delicados de su carrera política: declarar en el juzgado como imputado por un supuesto delito de cohecho en relación a la presunta trama de corrupción ligada al PP, el denominado "caso Gürtel".

Será a eso de las diez de la mañana cuando Camps empiece a declarar. Pero el presidente valenciano parece tener prisa: a las 8:50 horas llegó en coche oficial a la sede del Tribunal Superior de Justicia de Valencia (TSJV). A las puertas le esperaban los tres vicepresidentes del Consell, Vicente Rambla, Gerardo Camps y Juan Cotino, así como la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, que había llegado unos minutos antes. A su llegada, Camps, que no hizo declaraciones a los medios de comunicación, saludó a algunos de las decenas de simpatizantes del PP que le esperaban congregados a las puertas del tribunal desde las 8.30 horas, con banderas de la Comunidad Valenciana y pronunciando gritos de "Presidente, presidente", acompañados de aplausos.

A continuación de Camps, declararán Rafael Betoret y Álvaro Pérez, "El Bigotes", quien ya testificó el mes pasado ante el magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.

Arropado por los suyos

Como si quisiera subir la moral en las horas previas a tan duro trance, Francisco Camps recibió anoche el apoyo de 700 militantes del PPCV que convirtieron una cena sectorial de sanidad, de la que el presidente valenciano dijo salir "con ganas, ilusión y fuerza para todos los días".

Francisco Camps recibió el apoyo de 700 militantes del PP horas antes de su comparecencia

La presencia de Camps en la cena, organizada anualmente por la comisión de sanidad del partido y que reúne a los cargos del PPCV y de la Generalitat relacionados con el ámbito sanitario, así como simpatizantes y personal médico, no había sido anunciada en las convocatorias a los medios de comunicación pero en el ambiente previo todos los asistentes contaban con su llegada.

El president acudió al restaurante a las 21.30 horas y desde entonces no paró de recibir ánimos y muestras de afecto por todos. Camps en todo momento contestaba con semblante sonriente y agradecido ante los apoyos.

Camps estuvo arropado por varios miembros de su Gobierno autonómico, como los consellers de Presidencia, Vicente Rambla; de Sanidad, Manuel Cervera; de Inmigración, Rafael Blasco, y de Justicia, Paula Sánchez de León, así como del secretario general del PPCV, Ricardo Costa -quien ayer declaró ante el TSJCV también como imputado por un supuesto delito de cohecho-, el presidente de la Diputación, Alfonso Rus, y diputados autonómicos y provinciales.

"La cabeza bien alta"

Tras las iniciales intervenciones de Rus y Cervera, que arrancaron sendas ovaciones hacia el president por parte de todos los presentes puestos en pie, Camps pronunció un discurso sin una sola referencia explícita a su declaración de hoy y basado en la importancia de la sanidad pública y de las elecciones europeas.

En su intervención, el líder de los populares valencianos aseguró que en la medida de sus posibilidades, hará todo lo que esté a su alcance para que la Comunitat Valenciana "siga andando con la cabeza bien alta" y hacia un horizonte "de más futuro, de más sueños y de más ambición".

Asimismo, y sobre la cita electoral del próximo 7 de junio, Camps se comprometió a realizar con su partido una campaña "política, no de invectivas o desprestigio, porque para el PP la política es algo muy serio, muy grande" y fruto de ese esfuerzo, los populares ganarán a los socialistas.

En cuanto a la sanidad, agradeció a todos sus profesionales la dedicación diaria que imprimen a su trabajo y les responsabilizó del éxito del sistema público sanitario valenciano, que ha situado entre los mejores del mundo.

El presidente de la Generalitat Valenciana, Francisco Camps, llegó sobre las 8.50 horas de hoy al Tribunal Superior de Justicia de Valencia (TSJCV) para declarar como imputado por un presunto delito de cohecho en relación con el 'caso Gürtel'. A las puertas del TSJCV le esperaban