Archivo de Público
Miércoles, 20 de Mayo de 2009

Los expertos piden igualdad de acceso a la píldora poscoital

En diez comunidades autonómas se dispensa gratuitamente en los centros de salud

SUSANA HIDALGO ·20/05/2009 - 05:00h

EFE - Dos empresas comercializan la píldora poscoital.

Dentro de tres meses, todas las mujeres que quieran comprar la píldora poscoital sólo tendrán que ir a la farmacia, pedirla y pagar 19 euros, según ha establecido el Ministerio de Sanidad. Sin receta. De este modo se terminará con las enormes desigualdades que existen en la actualidad entre las distintas comunidades autónomas, según un informe de la Federación de Planificación Estatal (FPFE).

El motivo de tantas diferencias está en que no existe un protocolo general sobre la prestación de este anticonceptivo de urgencia. El informe explica que "difieren las condiciones en las que las mujeres acceden a la prestación, el lugar donde se dispensa, las condiciones económicas de acceso, así como la existencia de servicios de fin de semana". "En algunas comunidades autónomas existen protocolos que establecen pautas de prestación medidas para paliar los problemas de acceso, pero otras comunidades carecen de ellos", agrega el documento.

Dicen que resulta cara para jóvenes y personas sin recursos

La píldora poscoital hay que tomarla en las 72 horas posteriores al coito sin protección o bien cuando ha fallado el método anticonceptivo. En la actualidad, la píldora es gratuita en diez comunidades autónomas, donde siempre se dispensa con receta médica. A partir de agosto, los usuarios de estas autonomías podrán seguir obteniéndola gratis, tras la correspondiente prescripción médica, o comprarla directamente en farmacias, como ocurre con buena parte de los medicamentos.

Obstáculos

Hasta que se haga efectiva la orden del Ministerio de Sanidad de la venta del fármaco sin receta, las usuarias siguen encontrándose con numerosos problemas para conseguirlo, según la FPFE. Por ejemplo, durante el fin de semana, cuando crece la demanda, "no todas las comunidades autónomas disponen de servicios que dispensen el tratamiento poscoital". Los motivos: los hospitales lo deniegan por considerar que no se trata de una urgencia hospitalaria, el fármaco no está disponible o el personal sanitario se declara objetor y no lo prescribe ni dispensa.

Dentro de tres meses este fármaco se podrá conseguir sin receta

Fuentes del Ministerio de Sanidad añaden que, cuando la pastilla se pueda comprar sin receta, los farmacéuticos que objeten serán tan pocos que no supondrán ningún tipo de obstáculo a la medida.

Queda por hacer

Para el Ministerio de Sanidad, la venta sin receta supone el fin de las desigualdades. La FPFE alaba la medida pero considera que aún quedan muchas cosas por hacer. "La venta sin receta no resuelve el problema al 100%. Sigue habiendo un grupo (jóvenes, inmigrantes, personas sin recursos) a los que el precio de la pastilla les supone un obstáculo económico", señala Isabel Serrano, presidenta de la Federación. Para Serrano, una buena idea sería que la píldora poscoital se vendiese junto a preservativos para concienciar a los adolescentes del uso del condón, y también para aprovechar el pack y hacer una rebaja en el precio.