Archivo de Público
Miércoles, 20 de Mayo de 2009

Zapatero compromete el aborto sin permiso a los 16

Blanco no descarta que se informe a los padres si de ello depende la aprobación de la ley

A. P. D. V. / V. P. ·20/05/2009 - 08:00h

Bibiana Aído, en primer término, durante el Consejo de Ministros del pasado jueves, en el que se aprobó el anteproyecto de Ley del Aborto. - DANI POZO

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, rechazó ayer de forma tajante la posibilidad de negociar la edad mínima para que las mujeres puedan abortar sin el consentimiento de sus padres o tutores legales. Según el anteproyecto de ley que el Ejecutivo llevará al Congreso, las mujeres podrán decidir la interrupción de su embarazo libre e individualmente a partir de los 16 años. Zapatero insistió en que a esa edad "debe primar la voluntad de la mujer" y ha de respetarsesu "intimidad".

El jefe del Ejecutivo abogó por que se eviten "interferencias" para que la mujer pueda decidir "libremente" si sigue adelante o no con su embarazo. "Seamos plenamente europeos" también en este asunto, pidió. La barrera de los 16 años es la habitual en los países de la UE con una legislación similar y que, como perseguirá España, refuerzan al tiempo las políticas de educación sexual para evitar embarazos no deseados.

El presidente aboga por la "intimidad" de la mujer y evitar "interferencias"

Zapatero apeló a la opinión de los expertos y a las legislaciones de los países que tienen más experiencia que España para pedir a la opinión pública y a la oposición que acepte la ley del Gobierno, una norma que pretende "más derechos y garantías" para las mujeres.

Difícil trámite parlamentario

Pese a que el presidente del Gobierno quiso ayer dar carpetazo a la polémica que ha suscitado el hecho de que las chicas de 16 y 17 años puedan abortar sin el consentimiento paterno, el ministro de Fomento, José Blanco, no descartó una "matización" de la norma si es necesaria para que salga adelante, de forma que los padres deban ser informados de la decisión de su hija menor de interrumpir su embarazo.

La barrera de los 16 años es la habitual en países con una legislación similar

Blanco defendió la ley y criticó a quienes la rechazan, pero recordó que "cuando no hay mayoría absoluta, hay que buscar apoyos y puntos de encuentro".

Las críticas a la norma también se han hecho oír dentro de las propias filas socialistas. Dirigentes como el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda; el ex presidente de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra; o su sucesor, Guillermo Fernández Vara, han defendido que los padres deben estar informados de la decisión de su hija, aunque no tengan la última palabra.

El Ministerio de Sanidad insistió en que una persona de 16 años puede decidir por ella misma sobre qué tratamientos médicos quiere que se le apliquen y cuáles rechaza. Por ello, con la nueva ley se eliminará de la Ley de Autonomía del Paciente (aprobada por el PP en 2002) "la excepción que había establecida en materia de interrupción voluntaria del embarazo". Así, en materia sanitaria sólo se requerirá la mayoría de edad para participar en ensayos clínicos o someterse a técnicas de reproducción asistida.