Archivo de Público
Martes, 19 de Mayo de 2009

"El 75% de los contribuyentes gana menos de 24.000 euros"

La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, defiende la eliminación de la desgravación fiscal a la vivienda a partir de 2011

PÚBLICO.ES / EFE ·19/05/2009 - 10:51h

La ministra de Vivienda, Beatriz Corredor, ha defendido la medida que suprime la deducción por compra de vivienda a partir de 2011 para rentas superiores a los 24.000 euros, anunciada por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el debate sobre el estado de la nación.

Corredor, quien ha matizado que un 75% de los contribuyentes declara estar en esos márgenes —por debajo de los 24.000 euros, porcentaje que en el caso de los que pagan una hipoteca se reduce al 63%—, ha considerado que la actual desgravación no benefició a la clase media porque sirvió para duplicar los precios.

"La medida es necesaria y oportuna", ha opinado Corredor,quien ha rehusado explicar si el grupo socialista ha logrado los apoyos necesarios para sacar adelante esa propuesta en el Congreso y se limitó a señalar que el umbral de 24.000 euros fijado por el Ejecutivo es "equilibrado".

Movilización del stock

La ministra, quien ha reiterado que todos los que actualmente están pagando hipotecas o se compren una casa antes de 2011 seguirán desgravando por vivienda como hasta ahora, ha explicado que la supresión de la deducción no es una medida aislada, sino que se acompaña de otras.

Entre las mencionadas por la ministra se encuentran las ayudas directas a la compra y la equiparación entre deducción por alquiler y adquisición de vivienda, para que los ciudadanos puedan elegir la opción que mejor se ajusta a sus necesidades.

Las iniciativas del Ejecutivo conllevarán una "importante" movilización del stock

En este contexto, Corredor ha augurado que, a corto plazo, las iniciativas del Ejecutivo conllevarán una "importante" movilización del stock de viviendas vacías, mientras que, a medio plazo, permitirá que el sector de la construcción se equilibre y redimensione para que sólo se construyan las viviendas que se necesitan, lo que redundará en la moderación de los precios.

Cambio de modelo

Respecto al cambio del modelo productivo, explicó que el objetivo es que sectores tradicionales se incorporen al mismo, para lo que, en el caso de la construcción, abogó por una apuesta por la rehabilitación y el urbanismo.

"La ciudad es muy aprovechable, se pueden 'reestrenar' las casas y el sector está en disposición de asumir esa responsabilidad", afirmó Corredor, que apuntó que en el terreno de la vivienda nueva el objetivo es que la oferta de los mercados libre y protegido se equilibren.

Respecto al futuro de los promotores, dijo que, en un mercado sobredimensionado, no todos podrán mantener la misma actividad y aseguró que lo que más le preocupa al Ejecutivo en este sentido es la pérdida de puestos de trabajo.

"El sector no puede seguir siendo un lastre para la economía, sino que debe ser uno de los motores incorporando innovación tecnológica", aseveró Corredor, que añadió que los constructores que diseñaron planes de negocio "irresponsables" deberán aceptar las consecuencias y que lo importante ahora es apoyar al sector para que se incorpore al nuevo patrón de crecimiento.