Archivo de Público
Martes, 19 de Mayo de 2009

Sorpresa de los agentes sociales por la propuesta de pacto de Zapatero

El propósito del presidente de cerrar en breve un acuerdo choca con la parálisis del Diálogo Social

B. CARREÑO ·19/05/2009 - 07:35h

El diálogo está congelado. En la foto, los líderes sindicales Méndez y Toxo - A. NAVARRETE

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció el domingo que "en las próximas semanas" espera firmar un acuerdo con sindicatos y empresarios para abordar un nuevo modelo de crecimiento económico. El anuncio ha resultado una relativa sorpresa en las sedes de los agentes sociales que han reconocido que se han enterado de lo avanzado de las negociaciones "por la tele". Así, tanto sindicatos como empresarios esperan todavía recibir la llamada, o carta, que concrete la oferta del Gobierno para poder sentarse "a trabajar".

A expensas de que el Ejecutivo les remita un plan de trabajo, fuentes de CCOO advierten de que a corto plazo hay que priorizar "a las personas" por lo que piden que la ampliación de la cobertura del desempleo a los parados que hayan agotado la prestación sea la principal cuestión a abordar. El secretario general de UGT, Cándido Méndez, calificó de "amargo agujero", la ausencia de propuestas de protección social en el discurso de Zapatero durante el debate sobre el estado de la nación.

A priori, todas las partes implicadas están interesadas en cambiar el modelo productivo, pasando de la supremacía del ladrillo a actividades con mayor carga tecnológica, pero los agentes sociales prefieren esperar a conocer la propuesta exacta del Ejecutivo.

En cualquier caso, lo cierto es que los interlocutores sociales no se reúnen a alto nivel de forma tripartita (sindicatos, Gobierno y patronal) desde hace varios meses y las mesas de trabajo abiertas son escasas y vacilantes. Distintos interlocutores apuntan a la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) como la principal culpable de la parálisis en el diálogo y le critican a su líder, Gerardo Díaz Ferrán, por tensar excesivamente la cuerda al trasladar propuestas maximalistas.

Paciencia colmada

La paciencia de los sindicatos ha estado a punto de colmarse después de que la patronal presentara a los partidos políticos en el Congreso su iniciativa de "contrato de crisis"(un modelo creado ad hoc para la recesión para despedir libremente). El movimiento, que también ha tenido detractores dentro de la propia CEOE, se saltó todas las vías convencionales previstas en el Diálogo Social, y desde entonces los ánimos entre los interlocutores están cada vez más fríos y distantes. La patronal sólo estaría dispuesta a retomar el diálogo si se toma en serio su propuesta, algo que los sindicatos rechazan. Fuentes internas de la CEOE ven en la oferta de Zapatero un guiño especial hacia la patronal para que deponga su actitud radical y se siente a negociar.

¿Congelación de sueldos en el metal?

Confemetal, la patronal del metal ha aconsejado al sector congelar salarios como medida para paliar la recesión. CCOO les advirtió ayer de que una medida así no servirá para salir de la crisis. En su opinión es una “obligación de los empresarios estimular el consumo e incrementar el poder adquisitivo de los salarios”. En un comunicado, les dicen que le pidan sacrifi cios a la banca, “con quien compartieron benefi cios” y consideran responsable de la crisis.