Archivo de Público
Lunes, 18 de Mayo de 2009

Descienden los nuevos casos de sida en España en 2008

En 2008 se diagnosticaron en España 1.283 casos nuevos de sida, lo que supone un 16% menos que el año anterior y un 80% menos que en 1996

OTR/PRESS ·18/05/2009 - 16:16h

El Registro Nacional de Casos de Sida ha recogido un total de 1.283 nuevos casos diagnosticados en España durante el pasado año, lo que supone un descenso del 16%. EFE

En 1996 comenzaron a utilizarse de forma generalizada los tratamientos antirretrovirales de gran actividad. Según los datos del Ministerio de Sanidad y Política Social, en 2008 la mitad de los casos se han producido por contagios por vía sexual, de los que una tercera parte corresponde a relaciones heterosexuales no protegidas, a pesar de que este tipo de contagio se ha reducido considerablemente.

Los hombres son los más afectados, al alcanzar un 77,4% de todos los nuevos casos registrados. La edad media del diagnóstico se sitúa en los 41 años y se mantiene la tendencia descendiente de contagios de usuarios o ex usuarios de drogas por vía parenteral.

Los contagios por relaciones heterosexuales no protegidas suponen el 31,8% de todos los casos por vía sexual. Las relaciones entre hombres no protegidas se quedan en el 18,1%. La proporción de casos pediátricos (menores de 13 años) se ha situado en el 0,5%. El 27,9% de los infectados no tienen España como su país de origen.

La vía parenteral ha supuesto el 37,1% de los nuevos casos. Los nuevos enfermos notificados en el grupo de usuarios o ex-usuarios de drogas por vía parenteral (UDVP) han disminuido un 22%, lo que mantiene la tendencia descendiente que se inició años atrás. Los casos atribuidos a relaciones sexuales no protegidas se han reducido también un 22% en su conjunto (un 8,9% en la transmisión heterosexual y un 13,4% en la relaciones sexuales entre hombres).

España, entre los más afectados

España sigue siendo uno de los países con mayor incidencia de sida en Europa Occidental. La Secretaría del Plan Nacional sobre el sida ha recomendado reforzar las medidas de prevención, especialmente dirigidas al uso del preservativo, y potenciar las intervenciones destinadas a promover la prueba del VIH y el diagnóstico precoz de la infección en personas que hayan tenido prácticas de riesgo.