Archivo de Público
Lunes, 18 de Mayo de 2009

El aborto es una intervención "traumática", según los médicos

El presidente de la Organización Médica Colegial califica de "error" que las menores puedan abortar sin el consentimiento paterno

PÚBLICO. ES / EUROPA PRESS ·18/05/2009 - 12:35h

La ley del aborto, aprobada por el Consejo de Ministros y pendiente de aprobación parlamentaria, sigue generando un encendido debate. El presidente de la Organización Médica Colegial (OMC), Juan José Rodríguez Sendín, afirmó este lunes que el aborto "no es como tomarse un caramelo", sino que se trata de una intervención quirúrgica "traumática" en la que la autonomía de la paciente "debe hacerse compatible con el derecho de los padres a estar informados".

Este experto señaló, en un encuentro con los medios, que la edad legal de 16 años para abortar sin consentimiento paterno o del tutor que fija el anteproyecto de Ley de Salud Sexual e Interrupción Voluntaria del Embarazo es un "error" que puede crear "graves problemas" en los entornos familiares.

En su reforma de la Ley del aborto, el Gobierno de José Luis Rodríguez prevé que el aborto sea libre hasta la semana 14 y sin autorización paterna desde los 16 años.

Aunque la Ley de Autonomía del Paciente fije en los 16 años la edad a partir de la que se puede dar el consentimiento informado a cualquier otra prestación sanitaria, insistió en que es necesario "darle la oportunidad al padre o la madre de que sepan los problemas de su hija para ayudarla o consolarla", insistiendo en que "no es como tomarse un caramelo o ir al botellón, es una intervención quirúrgica traumática en los aspectos personales y ningún plato de gusto".

"Hay que darle la oportunidad al padre o la madre de que sepan los problemas de su hija para ayudarla o consolarla"

Además, Rodríguez Sendín se mostró disconforme con el Gobierno por haber tratado el tema desde el Ministerio de Igualdad y no desde Sanidad, que es "el que sabe", y criticó que no se haya tenido en cuenta la "opinión de los autores" en un tema "tan controertido" como el aborto.

De hecho, advirtió de que con la nueva norma se pueden dar situaciones de "confrontación de valores" entre las ciudadanas que quieran ejercer un derecho y el profesional que no quiera llevarlo a cabo, por lo que pidió "regular la objeción de conciencia de los médicos".

Desde la OMC, consideran que la mejor forma para hacerlo es creando un registro de profesionales en cada colegio de médicos en el que quede patente la postura de cada facultativo ante estas prácticas y, al mismo tiempo, "poder demostrar que son coherentes con sus actuaciones" en la práctica clínica.

Consentimiento informado entendible

Igualmente, pidió a los profesionales ser "responsables" con el consentimiento informado que firman las pacientes que quieran abortar y advierte de que los médicos "deben asegurarse de que la mujer entiende lo que firma y explicar el contenido que no se entienda".

En estos casos, aseguró el presidente de la OMC, "debe cuidarse la salud mental" de estas pacientes por lo que el consentimiento "no se ciñe a un papel" ya que las mujeres pueden precisar información complementaria que hay que facilitar.