Archivo de Público
Lunes, 18 de Mayo de 2009

La morosidad bancaria sigue en niveles de 1996

Llega al 4,17% en marzo, aunque su ritmo de crecimiento sigue frenando un poco más cada mes

S. R. A. / P. G ·18/05/2009 - 11:47h

La morosidad de los créditos concedidos por los bancos, cajas y cooperativas que operan en España a empresas y particulares se situó en el 4,17% en marzo

La proporción de empresas y particulares que dejan de pagar cuotas de sus créditos sigue creciendo, pero la buena noticia es que este aumento se suaviza. La tasa de morosidad de la banca española avanzó en marzo sólo 0,05 puntos, hasta el 4,27% del total de los préstamos, lo que supone la menor alza desde diciembre de 2007, cuando aún estaba lejos el estallido de la crisis financiera desatada tras la quiebra del banco estadounidense Lehman Brothers.

Pese a que el repunte ha sido leve, este porcentaje de morosos es el más alto en los últimos 13 años. De los 1,86 billones que deben compañías y particulares, 79.448 millones ya tienen el cartel de dudoso cobro, de acuerdo con los datos que ayer hizo públicos el Banco de España.

Las cajas de ahorros son las que más han aumentado el peso de los morosos en sus créditos desde que comenzó la crisis, pero en marzo rompieron esta tendencia y la tasa bajó por primera vez al menos desde diciembre de 2007 al situarse en el 4,78%, frente al 4,84% de febrero.

A pesar de la mejora, las cajas soportan más de la mitad de los préstamos con impagos de todo el sistema financiero y suman 42.199 millones. Esto se debe a que han crecido mucho más en hipotecas en los últimos años que sus competidores directos, los bancos y es, precisamente, en estos préstamos donde comenzó a notarse primero la dificultad de los endeudados para devolver el dinero tras estallar la burbuja inmobiliaria en agosto de 2007.

Mientras, los bancos, poco a poco, van estrechando la brecha que les separaba de las cajas y registraron un incremento de 0,13 puntos en los créditos denominados dudosos en la jerga financiera, hasta situarse en el 3,58% del total de los préstamos concedidos. Sin embargo, la subida no fue tan fuerte como la sufrida en enero y febrero.

Dentro del sistema financiero, las entidades con mayor índice de morosidad son las cooperativas de crédito, del 3,59% en marzo, frente al 3,42% de febrero. Aunque el aumento no fue tan moderado como en el caso de los bancos y cajas.

El colchón contra morosos

Para cubrir los impagos en los préstamos, las entidades financieras cuentan con un colchón obligatorio al que han tenido que aportar reservas incluso en los tiempos de bonanza una provisión anticíclica que ha sido muy elogiada por otros países, como EEUU y ahora también van aumentando las provisiones específicas para afrontar la morosidad a medida que ésta va creciendo. Las cajas siguen siendo las que cuentan con el colchón más pequeño en proporción a su volumen de créditos de dudoso cobro: cuentan con una tasa de cobertura del 56,5%.

En comparación, los bancos tiene un volumen de provisiones para afrontar créditos impagados del 75% y las cooperativas, del 77%, de acuerdo con los datos del Banco de España sobre provisiones acumuladas. Las específicas han aumentado más en las cajas, hasta 12.353 millones, que en los bancos, que en marzo acumulaban 8.193 millones.

Los promotores, los de mayor impago

Los empresarios más morosos son los promotores. El fin del boom inmobiliario en 2007 ha generado un stock de viviendas sin vender que ronda las 900.000 unidades (aunque las inmobiliarias aseguran que está entre los 800.000 y los 600.000, dependiendo de a que asociación se pregunte). Esto se ha traducido en un volumen considerable de hipotecas que estas empresas pidieron para promover pisos y que ahora, ante la falta de compradores, en muchos casos empiezan a dejar de pagar. Como muestra, la tasa de morosidad de las inmobiliarias se situó en el 6% al cierre de marzo (sobre un total de 318.032 millones en créditos), frente a la media del 4,27% o el 4,9% de las constructoras.

Una de las soluciones que están adoptando las entidades financieras para frenar la morosidad inmobiliaria es comprar suelos y promociones de estas empresas antes de que comiencen a dejar de pagar. El resultado es que la bolsa de activos inmobiliarios de la banca suma ya 20.541 millones, un 10% más que en marzo de 2008, informa Efe.