Archivo de Público
Lunes, 18 de Mayo de 2009

Hamás y Al Fatah se ponen de acuerdo

Las dos organizaciones palestinas acuerdan formar una fuerza de seguridad común en la franja de Gaza hasta las elecciones de enero de 2010

AGENCIAS ·18/05/2009 - 06:08h

Fatah y Hamas han logrado ponerse de acuerdo para formar una fuerza de seguridad común en Gaza, que actuará hasta las próximas elecciones de enero de 2010, anunció el domingo por la noche un alto responsable del Fatah, citado por la agencia oficial egipcia Mena.

"Hubo un acuerdo de principio sobre la formación de una fuerza común de ambos movimientos para trabajar en la franja de Gaza hasta las elecciones del próximo 5 de enero", declaró el alto responsable, Nabil Chaath.

Las delegaciones de Fatah, del presidente palestino Mahmud Abas, y de Hamas, el movimiento islamista en el poder en Gaza, están reunidas en El Cairo, donde tiene lugar la quinta sesión del diálogo interpalestino bajo los auspicios de Egipto.

Este diálogo, cuyo objetivo es reconciliar a los movimientos rivales, no había tenido avances significativos desde su apertura en marzo. Unas horas ante, la Mena había informado de que El Cairo había aumentado la presión sobre ambas partes para que llegaran a un acuerdo de reconciliación en las próximas semanas.

"Fin a la división palestina"

El jefe de los servicios de inteligencia egipcios, Omar Suleimane, que lleva a cabo la mediación, "aseguró a las delegaciones de Hamas y de Fatah (...) que Egipto velaba por que el diálogo se terminara con un acuerdo que pusiera fin a la división palestina", indicó la agencia.

Un alto responsable egipcio no identificado citado por la Mena anunció, por su parte, que el diálogo palestino había "entrado en su fase final". Por otra parte, el presidente del grupo parlamentario de Fatah, Azzam al-Ahmad, afirmó que esta sesión era "la penúltima".

Hamas y Fatah están en conflicto abierto desde la toma de control por las armas del movimiento islamista en la franja de Gaza en junio de 2007. Un acuerdo entre ambos es vital para reconstruir el territorio, devastado por la ofensiva israelí del 27 de diciembre al 18 de enero que dejó 1.400 palestinos muertos.