Archivo de Público
Lunes, 18 de Mayo de 2009

Las kuwaitíes se estrenan en el Parlamento

Kuwait castiga a los islamistas y elige a cuatro mujeres para el Parlamento

GUILLAUME FOURMONT ·18/05/2009 - 08:00h

efe - La candidata liberal Aseel Al Awadhi celebra su victoria en las elecciones legislativas del pasado sábado.

Cuando se le preguntó en plena campaña electoral a Naser Al Sane, líder del Movimiento Constitucional Islámico de Kuwait, su opinión sobre la presencia de la mujer en política, su respuesta fue rotunda: "Es un tema interesante, aunque es demasiado pronto, la sociedad aún no está lista". En las elecciones legislativas del pasado sábado, los kuwaitíes se mostraron menos conservadores de lo que piensa Al Sane: cuatro mujeres fueron elegidas, por primera vez en la historia de este pequeño emirato del golfo Pérsico, diputadas en el Maylis Al Uma (Parlamento). Los primeros castigados por el electorado son precisamente los islamistas.

"Es la prueba de que nada es imposible. Es una victoria para los kuwaitíes y para su voluntad de cambio", declaró ayer Masuma Al Mubarak, mientras celebraba su victoria. Esta profesora de universidad es un símbolo en Kuwait, pues también fue la primera mujer del emirato en ser ministra. Fue en junio de 2005, un mes después de que las mujeres consiguieran el derecho de voto y de presentarse a unas elecciones. Los comicios del sábado fueron para ellas su cuarta oportunidad de dejar la papeleta en las urnas. Diputadas son también ahora las liberales Aseel Al Awadhi y Rula Al Dashti, y la independiente Salwa Al Yasar. Todas se educaron en Estados Unidos.

Las elecciones legislativas del sábado se celebraron sin incidentes, bajo un calor de 40 grados, aunque no sin cierta tensión. Kuwait fue la primera democracia del Golfo con un Parlamento surgido de elecciones un modelo en una región dominada por la conservadora Arabia Saudí, pero el sistema político kuwaití se caracteriza por su inestabilidad. Desde 2006, hubo seis Gobiernos diferentes y, el sábado, era la segunda vez en un año que los kuwaitíes elegían a sus diputados.

Partidos inexistentes

Una de las características de Kuwait es que los partidos políticos no existen y los 210 candidatos de los cuales 16 eran mujeres tuvieron que presentarse de manera individual. Los analistas consideran que es el primer punto débil de un Parlamento cuyos 50 miembros defienden puntos de vista personales. Los diputados se reúnen, sin embargo, por bloques. Bajo la presión de los islamistas y de la oposición al Gobierno acusado de corrupción y de mala gestión estatal en este contexto de crisis financiera mundial, el jefe del Estado, el jeque Sabah Al Ahmed Al Sabah, disolvió el Parlamento el pasado 19 de marzo.

El grupo de Al Sane sólo ha conservado uno de sus tres escaños y la alianza suní cae de 21 a 11 diputados. Los representantes tribales pocos de los cuales son islamistas consiguen 25 escaños, la mitad del hemiciclo. El analista Naser Abdali considera, sin embargo, que "las elecciones no resolverán los problemas políticos" del emirato y que sin un cambio radical de Gobierno dominado por miembros de la familia real "las crisis continuarán".