Archivo de Público
Viernes, 15 de Mayo de 2009

Canarias oculta un informe que alerta de su crisis marina

Un estudio de 60 científicos afirma que la gestión pesquera del Gobierno "ha brillado por su ausencia"

 

MANUEL ANSEDE ·15/05/2009 - 08:00h

PÚBLICO - El mero es una de las especies sobreexplotadas.

Entre el 19 y el 21 de noviembre de 2008, más de 60 científicos de instituciones canarias se encerraron en un hotel de Las Palmas para hacer un diagnóstico de los ecosistemas marinos del archipiélago. El encuentro, financiado por el Gobierno canario, finalizó con un veredicto demoledor para la propia Administración que no ha trascendido a la opinión pública. Según el informe final, al que ha tenido acceso Público, "la definición de políticas [pesqueras] a medio o largo plazo ha brillado, en general, por su ausencia". Como resultado, unas 25 especies de peces que viven en los fondos marinos del archipiélago, como el mero, se encuentran en un estado de "sobreexplotación" que impone "la adopción inmediata de medidas drásticas para su recuperación". Y los recursos marisqueros litorales, una quincena de especies, también están agotándose.

Los investigadores -procedentes de organismos como el Instituto Español de Oceanografía, WWF y las universidades de La Laguna y Las Palmas de Gran Canaria- achacan igualmente esta crisis a la animadversión entre la Administración autonómica, dirigida por Coalición Canaria y el PP, y el Gobierno central. "Las relaciones políticas con el actual Ministerio de Medio Ambiente son muy distantes y se han caracterizado por una lucha tensa constante por obtener más fondos, pero sin que Canarias haya presentado una estrategia coherente, lo que ha relegado a la comunidad autónoma en la distribución del Fondo Europeo de Pesca", reprende el informe final.

La Administración autonómica impuso una cláusula de confidencialidad

A pesar de la crudeza de sus conclusiones, y de haber transcurrido medio año desde el congreso, este documento no ha sido publicado. Las propuestas del Primer seminario científico sobre el estado de los recursos pesqueros de Canarias (Repescan) están guardadas en un cajón de la Viceconsejería de Pesca, dirigida por Francisco López, del PP.

El coordinador de esta cumbre científica, José Antonio González, no entiende la razón de esta tardanza. "Le hemos preguntado reiteradamente al viceconsejero que cuándo se va a publicar el informe técnico, pero no sabemos nada", lamenta. González, que trabaja en el Instituto Canario de Ciencias Marinas, dependiente del propio Gobierno autonómico, explica que la Viceconsejería impuso una "cláusula de confidencialidad" que impide la publicación del informe sin su visto bueno. "Lo correcto es que las conclusiones de un seminario pagado con dinero público sean públicas", señala.

El catedrático de la Universidad de La Laguna, Alberto Brito, fue uno de los participantes en el congreso. "Allí trabajamos muy duro, con reuniones larguísimas que acababan a medianoche, pero aquel esfuerzo ha quedado en nada", recuerda. A su juicio, su informe simplemente señalaba los problemas y proponía un plan estratégico para evitar una ruina de los recursos pesqueros. "Posiblemente, algunas medidas no gustaron a la Administración", conjetura.

El documento silenciado alerta de la sobreexplotación de 40 especies

Informes en los cajones

El director del programa marino de WWF, José Luis García Varas, también participó en uno de los grupos de trabajo. Durante tres días, dice, se habló de pedir al Gobierno un mayor esfuerzo para conservar los ecosistemas marinos de las islas. Pero ninguno de estos reproches ha salido a la luz. "Es sospechoso que los resultados no se hayan publicado, aunque en el caso de Canarias es habitual; muchos informes se quedan en los cajones", denuncia este activista.

Heriberto Dávila, de Ben Magec-Ecologistas en Acción, va incluso más allá y vincula "la ocultación" del documento con la construcción de un puerto industrial en la localidad tinerfeña de Granadilla. El proyecto, apoyado por el gabinete de Paulino Rivero, está paralizado por la Justicia para evitar "un daño irreversible al ecosistema marino".

Marisa Ramos, portavoz de la Viceconsejería de Pesca, niega que el informe haya sido censurado. "El seminario Repescan no se hizo con fines divulgativos, sino para ayudar a la Administración a elaborar una nueva Ley de Pesca", asegura. "No creo que el viceconsejero tenga problemas en publicarlo", opina. López sustituyó en noviembre al anterior viceconsejero y promotor de Repescan, Víctor Jordán, cesado por el presidente del PP canario, José Manuel Soria.

 

Más de 200 páginas de datos científicos

Cooperación inexistente

“La planificación de actuaciones conjuntas entre las distintas administraciones en aspectos que afectan a varias a la vez (local, autonómica, estatal) resulta prácticamente inexistente”.

Ciencia escasa

“El marco legal de la actividad en las islas, marcado en buena medida por la Ley de Pesca de Canarias y su Reglamento, se ha demostrado como inadecuado, entre otras cuestiones por la falta de asesoramiento científico durante el proceso de su elaboración. La participación de los centros de investigación canarios durante el proceso de elaboración de estas normas fue prácticamente nula”.

Indiferencia

Existen estudios de algunos sebadales (praderas submarinas) de Tenerife, pero “hasta el momento no han sido tenidos en consideración por la administración competente”.

 

Noticias Relacionadas