Archivo de Público
Jueves, 29 de Noviembre de 2007

La inflación explota al 4,1%

El Gobierno señala a la industria alimentaria como responsable de la escalada de los alimentos.

B.CARREÑO / A.M.VÉLEZ ·29/11/2007 - 22:05h

Se cumplieron los peores pronósticos. La inflación en noviembre ha repuntado hasta el 4,1%, según el indicador adelantado. Si se confirma la tasa en el IPC definitivo, sería la cifra más alta desde enero de 2006 y la quinta vez que se rompe el techo del 4% en la legislatura.

Aunque Gobierno y expertos esperaban que los precios continuaran su senda alcista, un salto de cinco décimas intermensual y de 1,4 puntos en dos meses es más que un susto para el objetivo de finalizar el año al 2%.

Este dato se envía a Bruselas para elaborar la inflación de la zona euro, un indicador que arrojará luz sobre la especial incidencia en España del alza de los precios o la globalidad del fenómeno. Sólo Alemania ha publicado ya su IPC, el 3%, una cifra alta para el país.

El vicepresidente económico, Pedro Solbes, aseguró que esta vez "ha habido menos sorpresas que el mes pasado", (cuando se alcanzó el 3,6%) y que se mantendría en este nivel en los próximos meses. Por su parte, el líder de la oposición, Mariano Rajoy, aseguró que la inflación "es el mayor impuesto" y  que es "más necesario que nunca" la reforma del IRPF.

La industria alimentaria, responsable 

Por su parte, el Gobierno señaló a la industria alimentaria como uno de los responsables de la escalada de los alimentos, junto al alza de las materias primas. Tras presentar un estudio sobre precios de productos de gran consumo, el director general de Política Comercial, Ignacio Cruz Roche, dijo que la distribución "no está contribuyendo" a la escalada, que atribuyó a la industria alimentaria, aunque se remitió a lo que decida la Comisión Nacional de Competencia (CNC).

Según el informe, los alimentos envasados son los que más han subido desde abril, casi un 5%, tanto en grandes superficies como en pequeños mercados. Según Cruz Roche la semana pasada fue la primera con caídas en el precio de la leche, los huevos, el pollo, el pan y el yogur, y "podría indicar que la subida se ha detenido". Al menos, de momento.

Según el alto cargo de Industria, los alimentos en España son un 8% más baratos de lo que correspondería a la renta per cápita del país, gracias al "modelo español de distribución". Lo "razonable", dijo, es que los precios suban más en el futuro, aunque "a corto plazo", no hay motivos.

Para frenar la distorsión de los precios, el Congreso, a iniciativa de IU, aprobó una proposición no de Ley para  que todos los productos agrícolas se etiqueten con el precio pagado en origen y en destino.