Archivo de Público
Miércoles, 13 de Mayo de 2009

¿Por qué el cambio de la deducción de vivienda puede funcionar?

LUIS DEL AMO ·13/05/2009 - 07:00h

Esta nueva batería de medidas económicas revela la profundidad de la crisis y las dificultades para encontrar salidas a la misma. Son muchas las iniciativas que se han tomado sin resultados evidentes. Seguro que, de haber tenido conciencia exacta de la magnitud del problema desde el primer momento, se podría haber arbitrado un paquete de choque que habría sido más efectivo para ilusionar a los agentes económicos.

En cuanto a las medidas concretas que ahora se plantean, la idea de limitar al futuro la deducción por adquisición de vivienda, a riesgo de que pueda ser criticada como un recorte de incentivos fiscales, parece imaginativa y puede conseguir el efecto pretendido: llevar al mercado la demanda que se encuentra en stand by a la espera de ver dónde toca fondo el precio. En definitiva, es una estrategia muy utilizada en la venta de determinados bienes y servicios cuando se hace una oferta con fecha de caducidad o hasta agotar una cifra de unidades.

Por lo que se refiere al cambio del incentivo previsto para el inquilino, el aumento de 12.000 a 17.000 euros en el importe al que se aplica la deducción plena, unido a la subida del porcentaje de deducción, del 10,05% al 15%, sin ser la panacea, sí puede hacer que la deducción deje de ser simbólica.